EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Estas son las sevillanas de la cuarentena de Los Morancos

Estas son las sevillanas de la cuarentena de Los Morancos

La risa, al igual que la esperanza, debe ser lo último que una persona deba perder. Entendidos en esto de la vida dicen que "el humor es la razón cuando la vida se ha vuelto loca", y el país vive inmerso en una cuarentena que está poniendo al límite la paciencia y cordura de los españoles.

En un mes mudo de saetas y huérfano de incienso, tintineo de varales, albero de la Maestranza o bailes entre farolillos, Los Morancos acuden al rescate de las risas perdidas con sus sevillanas de la cuarentena. El dúo de humoristas siempre está ahí para alegrar el día a día de su gente. Entre aplausos y "caceroladas", César y Jorge Cadaval, originarios del barrio sevillano de El Tardón, en Triana, no dudan en amenizar el maldito confinamiento con el típico canto andaluz que pone voz y alma a este trozo de tierra celestial en el que vivimos.

Abril llamando a la puerta de todos los andaluces pero, "escucha abril, yo no puedo salir". Algunas de las fiestas más populares tendrán que esperar al año que viene, otras como la Feria, podrán iluminar su portada entre los meses de septiembre y octubre. Ya lo dice Paco entre fiestas de pijama con su suegra y cuñado, "no voy a morir del Covip, voy a morir de la papa".

En definitiva, Los Morancos vuelven a dibujar una sonrisa en el rostro de las personas, una sonrisa aderezada con carcajadas que se escuchan desde los balcones a modo de gracias infinitas a unos hermanos que lo dan todo por su gente y los buenos ratos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios