Sociedad

El marido de la mujer muerta por gripe A acusa a los médicos de negligencia

  • La Consejería de Sanidad de Madrid defiende la actuación de los especialistas que trataron a Dalilah, la primera víctima mortal en España por el virus · La familia denunciará al Gregorio Marañón por la falta de diagnóstico

Mohamed el Huarachi, el marido de Dalilah, la primera persona que ha muerto en españa a causa de la gripe A, ha acusado a los médicos del Hospital Gregorio Marañón de negligencia y aseguró que su mujer no era asmática. Mohamed afirmó que su esposa fue al hospital con 39 y medio de fiebre y con "una tos horrible", con dolores de espalda. "Yo les dije qué era lo que pasaba y les pedí que hicieran algo y no hicieron nada".

El marido de la joven acusó a los médicos de tratarle "de forma muy fría" y de no haberla ingresado cuando la llevó; pidió que le hicieran una radiografía y señaló que el hecho de que estuviera embarazada no era ningún problema "porque se las han hecho un montón de veces en la UCI". Afirmó que fue tres veces con ella a Urgencias antes de que la ingresaran y que cuando la llevó por tercera vez "estuvieron oxigenándola cinco horas y detectaron que tenía algo hinchado y luego le dieron de alta".

También declaró que su mujer no era asmática y que ha estado "toda su vida corriendo. Ha estado en el equipo de Marruecos y le han hecho pruebas y nunca le han detectado nada. Siempre ha sido una chica muy sana". Incluso, los responsables del equipo olímpico de atletismo de Marruecos han llamado a la familia ofreciéndose a sacar a la luz todos los informes médicos de Dalilah donde no se recogía ninguna anomalía y daban permiso a la joven para correr, contaron los familiares.

Mohamed afirmó que el hijo que Dalilah dio a luz antes de morir está estable, dentro de la gravedad, y señaló que seguramente demandará al hospital, aunque lo que quiere es "que se sepa para que esto no le pase a otra persona". El Huarachi denunciará al servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón porque considera que no le hicieron las pruebas suficientes a su mujer cuando acudió al centro hasta en tres ocasiones. Así lo explicaron a Europa Press algunos familiares de la joven minutos antes de partir a Marruecos, donde hoy se celebrarán el funeral por la fallecida. No obstante, Mohamed, muy afectado, señaló que "de momento" no va a hacer nada hasta que vuelva a España y, explicó, que necesita contactar con abogados para poder realizar todos los trámites.

Al respecto, la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de Madrid, Ana Sánchez, garantizó que en todo momento la actuación de los profesionales fue la correcta, ya que siguieron los protocolos establecidos en las comisiones de Sanidad. Por su parte, el consejero de Sanidad de Madrid, Juan José Güemes, defendió ayer a la labor de los médicos que atendieron a Dalilah porque "hicieron lo que tenían que hacer en cada momento". Güemes señaló que los profesionales que la atendieron "dieron lo mejor de sí mismos en todo momento, tanto en los servicios de Urgencias como en la UCI, así como en otros involucrados". La familia niega que la joven padeciera asma, como dijeron las autoridades sanitarias. Sin embargo, Güemes insistió en que ese dato estaba en el informe médico de la paciente como una dolencia de tratamiento habitual.

Preguntado sobre el estado del bebé de la fallecida, el consejero dijo que aún es pronto para saberlo. "Tiene los problemas propios de un prematuro de 28 semanas, en el que todavía no se ha formado completamente el sistema respiratorio y, además, en este caso hay que tener en cuenta que Dalilah estuvo sometida a un tratamiento muy fuerte con fármacos", argumentó. "Es pronto para saberlo, para valorar su situación, pero tenemos todos las esperanzas puestas en que evolucione bien y que salga adelante", valoró el consejero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios