Sociedad

Por qué las flores no pueden faltar en los hogares

  • Felicidad, tranquilidad y relajación son algunos de los múltiples beneficios que las flores ofrecen gratuitamente 

Por qué las flores no pueden faltar en los hogares Por qué las flores no pueden faltar en los hogares

Por qué las flores no pueden faltar en los hogares

Comentarios 0

El barrio de Santa Cruz es fácilmente reconocible por la decoración floral que envuelve a sus múltiples balcones. Geranios y buganvillas se asoman al paso de todo el que transita sus estrechas calles. Decorar los hogares y terrazas con flores de todo tipo es algo que común durante todo el año en Sevilla, pero la llegada del verano es perfecta para desempolvar los jarrones y recipientes y darles un toque de color y alegría.

Comprar flores naturales y disfrutar creando originales centros de mesa y composiciones florales se ha convertido en una actividad indispensable en muchos hogares sevillanos.

Las casas merecen tener flores, no sólo porque las hacen más hogareñas, ensalzan el salón o dan ese toque personal en el despacho o el dormitorio, sino también porque tienen mucha más fuerza interna de la que se cree.

Flores en casa Flores en casa

Flores en casa

Algunos de los múltiples beneficios que estos seres vivos ofrecen son:

Felicidad

Las flores hacen feliz sin tener que hacer nada por ello. Su presencia floral tiene la capacidad de mantener el humor en estado óptimo.

Relajación

Las flores otorgan una sensación de seguridad por la que las personas se sienten más relajadas. Por eso, no es de extrañar que, cuando se piensa en "tranquilidad", la primera imagen que nuestra mente visualiza sea en un entorno natural.

Productividad

Encontrarse dentro de un entorno florar aumenta la concentración y ayuda a conseguir una mayor productividad.

Disminución del olvido

El olor de las flores ayuda a recordar mejor las cosas. Excelente, si necesitas recordar tantas cosas.

Símbolos

Las flores están repletas de símbolos. "Tras cada tipo de flor, hay una historia". Por ejemplo, así como la azucena simboliza "amor y feminidad", el gladiolo, "poder y triunfo".

Tranquilidad

Las flores crecen y brotan desde el momento que están en el jarrón. Este proceso natural es un espectáculo maravilloso que otorga una sensación de tranquilidad.

Aroma

Ambientan los hogares. Hay ejemplares para todos los gustos, que, sin duda, se van a adecuar a la personalidad de cada persona.

Preciosidad

Y, por último, pero no menos importante, las flores son simplemente preciosas. Cada una tiene su propio encanto del que puede disfrutarse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios