Compra de perfiles por internet

¿Cuánto valen nuestros datos personales?

  • El valor que tienen nuestros datos personales en el mercado negro de internet es de, aproximadamente, 870 euros

Los datos biométricos se utilizan cada vez más como sistema de seguridad, pero también pueden hackearse. Los datos biométricos se utilizan cada vez más como sistema de seguridad, pero también pueden hackearse.

Los datos biométricos se utilizan cada vez más como sistema de seguridad, pero también pueden hackearse.

¿Hasta dónde llegan nuestros datos si los incluimos en alguna página de internet? Todo lo que se sube a internet, de alguna forma u otra, no se puede borrar pues se convierte en algo permanente que queda grabado en la web expuestos en un escaparate internacional. Entre estos datos se pueden encontrar los más frecuentes y peligrosos que son los financieros, además de los que exhibimos en los perfiles de las diferentes redes sociales.

Los datos personales que introducimos en plataformas y redes sociales tienen un valor cuantificable en el dark web, web oscura en español. Se trata de un mercado negro en el que se compran y venden ilegalmente multitud de datos personales de particulares. Este tipo de operaciones fueron puestas de manifiesto tras la compra de Whatsapp por parte de Facebook por cerca de 22 mil millones de dólares, o como la que cerró años antes Google cuando se hizo con YouTube por casi dos mil millones de dólares.

Según expertos como Eduard Blasi, profesor de posgrado de protección de datos de la UOC, ni Facebook ni Google desembolsaron esas cantidades por la estructura tecnológica de estas plataformas, "lo que realmente tenía valor era el número de usuarios que tenían detrás", asegura.

Aunque no existan unas cifras oficiales que dan a conocer el valor exacto de todos los datos personales que circulan por internet, sí hay investigaciones que han sacado a la luz que los perfiles que incluyan los datos financieros, con sus accesos a PayPal y Amazon, así como los propios datos de sus perfiles en las diferentes redes sociales, se venden en el mercado negro por 870 euros.

Los usuarios de internet pagan cierto tipo de plataformas o aplicaciones, mayormente, de forma indirecta por mediación de los propios datos personales. Blasi explica que "la creencia de que todo es gratis es una utopía".

A partir de marzo de 2018, se empezó a aplicar la nueva ley de protección de datos de la UE. En aquel momento, el 71% de los europeos compartía sus datos personales en internet, mientras que solo un 15% sentía que tenía el control sobre esa información, según datos proporcionados por la Comisión Europea. Blasi afirma que "en la práctica cuesta ejercer el control absoluto de los datos, especialmente en las plataformas gratuitas".

Los datos como base de la publicidad y la revolución digital

Para Sergio de Juan-Creix, profesor de derecho del grado de comunicación de la UOC y experto en derecho digital, los datos personales son "la gasolina del siglo XXI; la publicidad digital se ha sofisticado con el análisis del perfil de los usuarios permitiendo teledirigir la publicidad a un público específico de forma que esta se hace más efectiva". Esto quiere decir que gracias a los datos que los usuarios han proporcionado a las distintas plataformas o aplicaciones, la propia inteligencia digital nos muestra un determinado tipo de publicidad al gusto del usuario.

Europa se niega a comercializar con los datos personales

El Comité Europeo de Protección de Datos (CEPD), se ha mostrado contrario de cara a la comercialización de los datos personales de los usuarios debido a que se trata de un derecho fundamental. A lo que el profesor Juan-Creix reponde diciendo que "un derecho fundamental no debería bloquear la posibilidad de que tuvieran una vertiente patrimonial, como sucede por ejemplo con los derechos de imagen, que también son un derecho fundamental", destaca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios