Sociedad

La campaña de la Iglesia contra la ley del aborto desata la polémica

  • El PP se suma a la Iglesia en sus críticas · El PSOE la tacha de "extremista y demagógica" y dice que el camino de los obispos es distinto al de la sociedad · Científicos e intelectuales presentan un manifiesto contra la ley

Comentarios 17

La campaña publicitaria presentada por la Iglesia católica a favor de la vida y en contra de la reforma de la ley del aborto no ha dejado indiferente a nadie. Así, según la portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, el PP "respeta" esta campaña y defiende que la Iglesia tiene "todo el derecho del mundo a expresar su opinión". En el lado contrario se situó el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, quien aseguró que es una medida "demagógica y extremista". Alonso afirmó que a las mujeres "no les gusta abortar y que a menudo tienen que hacerlo por circunstancias dramáticas", y se preguntó si la Iglesia quiere ver en la cárcel a las mujeres que aborten.

"Se hacen campañas de todo tipo y no seré yo quien la critique", señaló Sáenz de Santamaría, quien agregó que "cualquiera es libre de hacer la campaña que estime más conveniente". Además, la portavoz acusó al Gobierno de "reformar leyes frívolamente sin buscar el consenso", lo que genera "división en la sociedad española en un tema muy sensible". Y es que, según Santamaría, "es un debate que se ha abierto frívolamente" ya que, pese a que la ley tenía problemas de aplicación, se podían resolver sin necesidad de una nueva norma. Los populares aseguraron estar "muy preocupados por el mensaje que se está enviando a los adolescentes de que el aborto es un método anticonceptivo más".

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, aseguró que el camino que sigue la Conferencia Episcopal Española (CEE) con la campaña contra la ley del aborto es "distinto del que sigue la sociedad". Soria señaló que en este momento el debate "no es aborto si, aborto no", ya que esa controversia España la vivió hace 20 años. A su juicio, en la actualidad se trata de adaptar la legislación española al entorno europeo y elaborar unas leyes similares a las de "esos países a los que continuamente decimos que queremos parecernos".

Una opinión compartida por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien dijo que "la cúpula de la Iglesia va en contra de los tiempos, del progreso de la sociedad". Chaves afirmó que la actitud de la Iglesia no le va a causar "ninguna sorpresa".

Para el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, esta campaña es "agresiva", aunque mostró su respeto por ella. No obstante, reiteró que no es partidario de la reforma del aborto que plantea el Gobierno, que debe ocuparse de los problemas "fundamentales de la sociedad".

Por su parte, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, calificó la campaña de "simpática, apropiada y ecológica". Blanco afirmó que es "legítima y normal".

Mientras, un millar de intelectuales respaldan la denominada Declaración de Madrid, un manifiesto en el que los firmantes aportan "razones científicas y no ideológicas" para defender el derecho a la vida del ser humano desde el momento de la fecundación. Científicos, biólogos, juristas, psiquiatras, pediatras, ginecólogos, filósofos, doctores, catedráticos y profesores universitarios han rubricado este documento, presentado ayer, ante la inminente aprobación de una ley que permitirá el aborto libre durante, al menos, las primeras catorce semanas de gestación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios