Avispa Asiática La avispa asesina: ¿Cómo identificar a esta invasora?

  • La llegada a España de la Vespa Velutina se remonta al año 2010 procedente de Francia

La avispa asesina La avispa asesina

La avispa asesina

La avispa asesina, avispa asiática, o vespa velutina, se ha multiplicado a pasos agigantados por todo el norte español, y parte del norte de Portugal. Las muertes confirmadas por su picadura superan ya la decena de casos, el último de ellos documentado en el municipio asturiano de San Tirso de Abres , y la preocupación ante el insecto se hace palpable, mientras las administraciones autónomas se afanan por tratar de frenar su proliferación.

Tras el interés suscitado por la avispa, surgen preguntas, ¿Cómo es esa invasora? ¿Cómo se introdujo en España, ¿Qué hacer si veo un nido? ¿Su picadura es muy grave? ¿Afecta mucho más a un alérgico?

Su nombre científico es Vespa velutina. Es nativa del sureste asiático, su rango de distribución natural incluye Bangladesh, Bután, China (incluyendo Hong Kong), India, Indonesia, la República de Corea, Laos, Malasia, Birmania, Tailandia y Vietnam. En la República de Corea se introdujo en 2003, en la zona sur del país donde se ha establecido.

Fue detectada por primera vez en Europa en el departamento de Lot-et-Garonne en Francia y se convirtió de esa manera en la primera invasión exitosa de una avispa asiática en Europa.

Cómo voló la avispa de Asia a Europa Cómo voló la avispa de Asia a Europa

Cómo voló la avispa de Asia a Europa / Ministerio de Medio Ambiente

En España la primera cita confirmada se realizó en agosto de 2010 en Amaiur, población de la comarca Navarra del Baztán. Ese mismo año fue detectada también en el País Vasco, en Guipúzcoa (Legazpi, Irún, Fuenterrabía, Oyarzún, Pasajes, Lasarte-Oria y Aduna). De ahí se extendió a Galicia y también a Cataluña.

Localización de la avispa asiática por España Localización de la avispa asiática por España

Localización de la avispa asiática por España / Ministerio de Medio Ambiente

Invasoras

Las avispas velutinas o asiáticas están catalogadas como una especie invasora, tienen las patas amarillas y son negras y bastante más grandes que las avispas autóctonas. Hacen grandes nidos en zonas urbanas, donde se han registrado áreas con uno de estos nidos cada 200 metros. Por su tamaño, su picadura puede ser muy dolorosa, pero según los expertos no debería ser letal a no ser que la persona picada sea alérgica al veneno de estos insectos.

Tras la proliferación de esta avispa, el Ministerio de Medio Ambiente realizó un informe con la estrategia a seguir para el control y la posible erradicación de la avispa en España, en el que se explicaban los detalles, morfología, características y peculiaridades del insecto así como su posible actuación frente a él.

Por su parte, la Consejería de Medio Rural gallega tiene en marcha, en colaboración con otros departamentos de la administración autonómica y local así como con representantes del sector apícola, el Programa de Vigilancia y Control de la Vespa velutina en Galicia. En el programa interviene la ciudadanía en general en el ámbito de la detección de individuos o de nidos de esta especie.

Consejos ante la avispa asesina

El Instituto Gallego de Seguridad y Salud Laboral, ha elaborado una guía para actuar en caso de encontrarse frente a frente con este insecto:

1- Antes de limpiar

Realizar un reconocimiento exhaustivo de la parcela (árboles, suelo, muros, etc.) y comprobar que no existen nidos de velutina en la zona. Tener en cuenta que las colmenas están en medio de la maleza, aspecto que hace difícil detectarlos.

Imagen de la avispa asiática en uno de sus nidos Imagen de la avispa asiática en uno de sus nidos

Imagen de la avispa asiática en uno de sus nidos

2- Si se encuentra un nido de velutina

No acercarse a menos de 5 metros de la colmena. No molestar a la velutina ni golpear el nido. Normalmente sólo atacan si se sienten atacadas.

No cortar el árbol o planta que pueda dar soporte a la colmena. Podría caer al suelo y provocar una situación de peligro que derive en un ataque.

Avisar, en caso de estar acompañado, al resto de los compañeros y llama al 112 para comunicar sobre la presencia de la colmena.

3- Cómo actuar en caso de un ataque

Se atacan hay que huir lo más rápido posible y busca un refugio. Coches, edificios, arbustos y cultivos densos como el maíz son buenas opciones.

Mientras se escapa, hay que proteger las zonas más sensibles de la cara, como los ojos. Las velutinas también pueden picar en la parte de atrás del cuello por lo que se recomienda protegerla con la mano o con ropa.

No se debe intentar matar las velutinas ni agitar los brazos para espantarlas. Les atrae el movimiento y las que sean matadas emitirán un olor que atraerá más avispas asiáticas.

Si ves que alguien recibe un ataque, no hay que acercarse para ayudarlo. Llama al 112 y te explicarán cómo actuar y avisarán a los medios de emergencia para que se trasladen al lugar si es preciso.

La avispa asiática, avispa asesina o vespa velutina, parece haber llegado para quedarse. Reconocerla y saber actuar ante ella, es esencial para no sufrir sus efectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios