Sociedad

Rusia reanuda los vuelos tripulados tras su último fracaso

  • Tres cosmonautas parten hacia la Estación Espacial Internacional

La nave rusa Soyuz TMA-22, con tres tripulantes a bordo, despegó ayer rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI). El lanzamiento de la Soyuz TMA-22 se produjo con ayuda de un cohete Soyuz FG desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstan) y fue transmitido en directo por el canal de televisión ruso Rossía 24.

La tripulación de la nave la integran los cosmonautas rusos Anton Shkaplerov y Anatoli Ivanishin y el astronauta estadounidense Daniel Burbank.

Casi nueve minutos después de su lanzamiento, ya en órbita, la nave inició su vuelo autónomo hacia la EEI, a la que se acoplará a las 06:33 del miércoles, informó el Centro de Control.

Actualmente, la plataforma orbital cuenta con tres tripulantes: el estadounidense Michael Fossum, el ruso Sergei Volkov y el japonés Satosi Furukawa.

El calendario de vuelos espaciales de Rusia fue revisado en varias ocasiones debido a la necesidad de hacer más pruebas a los motores del cohete Soyuz, cuyo fallo llevó a la pérdida del carguero espacial Progress M-12M, que se estrelló el pasado 24 de agosto en territorio de Siberia.

El accidente del Progress fue el primero desde 1978 y ocurrió poco después de que los cargueros y las naves Soyuz rusos se convirtieron en el único eslabón entre la Tierra y la EEI, tras la jubilación de los transbordadores de EEUU.

La sucesión de fracasos de la industria espacial rusa continuó la semana pasada con el lanzamiento de la estación interplanetaria Fobos-Grunt, que, por un fallo aun no esclarecido, quedó en la órbita terrestre en lugar de enfilar hacia Marte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios