Sociedad

Respirar perjudica seriamente la salud

  • Un 84% de los españoles respira aire contaminado · En España se producen 16.000 muertes prematuras al año por problemas de salud relacionados con la mala calidad del aire

Comentarios 1

Respirar se ha vuelto nocivo para la salud. Así lo señala el resultado de un estudio de la calidad del aire en España, que llama a contener la respiración ante los agentes contaminantes que se encuentran en la atmósfera del país. Un total de 16 millones de personas -un 35% de los españoles- respiran aire contaminado, según los límites establecidos por la normativa de la Comunidad Europea. Esta cifra aumenta hasta 38 millones de personas -un 84% de la población- según recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), y reproduce el informe La calidad del aire en el Estado Español durante 2008, elaborado por Ecologistas en Acción.

El estudio ha valorado la calidad del aire que respiran 46,1 millones de personas en España -prácticamente toda la población excepto Ceuta y Melilla, donde no existe una red de medición-.

Los datos del pasado año presentan una ligera mejoría respecto a los niveles de contaminación de otros años. Pero las causas de esta reducción se encuentran en una meteorología más inestable en 2008, lo que ha permitido mayor circulación del aire, y en los efectos de la crisis que han propiciado reducciones en el tráfico y en el consumo eléctrico. Ecologistas en Acción advierte que estas mejoras no son el resultado de las actuaciones desarrolladas por las administraciones.

Paco Segura, portavoz de la organización, explica que los gobiernos autonómicos, que poseen las competencias en este asunto, "no le dan la importancia que se merecen a estos datos". Las superaciones de los límites legales se vienen repitiendo de forma sistemática en los últimos años. En este sentido, desde la organización recuerdan que en enero de 2009 la Comisión Europea inició un procedimiento de infracción contra España por incumplir la normativa sobre la calidad del aire.

Segura manifiesta que los poderes públicos deberían establecer una política en la que favorecieran la restricción del uso del coche. "Lo primero que habría que hacer es ponerle coto al coche y no incentivar su uso", afirma. Además, sería necesario establecer una doble política en la que se incentivara el uso de medios menos contaminantes como el transporte público para trayectos de media distancia, o medios eléctricos como la bicicleta para trayectos cortos.

Las previsiones que se realizan para un futuro no son nada alentadoras. "Llevamos haciendo este informe desde hace 5 años y sólo hemos visto mejoras relacionadas con el medio ambiente, pero no por las actuaciones de las administraciones", señala Segura.

Se trata de un tema preocupante, ya que la contaminación atmosférica incide en la aparición y agravamiento de enfermedades de tipo respiratorio, así como otras asociadas, como las vasculares y los cánceres. La Comisión Europea calcula que por esta causa fallecen anualmente en Europa 370.000 personas. En España, el Ministerio de Medio Ambiente cifra en 16.000 el número de muertes prematuras al año por problemas de salud relacionados con la mala calidad del aire. El portavoz de Ecologistas en Acción recuerda: "Este hecho causa cinco veces más muertes que los accidentes de tráfico en nuestro país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios