Día de la Arquitectura La arquitectura como mejor seña de identidad

Visita a las Atarazanas en la XVI Semana de la Arquitectura

Visita a las Atarazanas en la XVI Semana de la Arquitectura / Juan Carlos Muñoz

El 7 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Arquitectura y en Sevilla tendrán lugar multitud de actividades durante toda la semana. La arquitectura se ha convertido en nuestros días en una clara seña de identidad.

Las edificaciones del entorno que nos rodea nos provocan un sentimiento de arraigo hacia nuestra tierra y, gracias a ella, sabemos identificar perfectamente dónde estamos. Además, supone el legado de generaciones pasadas, nos ayuda a calibrar la belleza del lugar donde vivimos y nos sirve para comprobar la evolución de la sociedad.

En el año 1985, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, después de una recomendación de la Comisión de Asentamientos Humanos, designó el primer lunes de octubre como el Día Mundial del Hábitat con el objetivo de reflexionar sobre el estado de nuestras ciudades. Más tarde, en 1997, a Unión Internacional de Arquitectos (UIA) decidió sumarse a esta iniciativa y también instituyó el primer lunes de octubre de cada año como Día Mundial de la Arquitectura, coincidiendo con el Día Mundial del Hábitat.

Desde entonces, en esta fecha se celebran varias actividades conmemorativas a escala mundial por parte de las secciones nacionales de la UIA, las agrupaciones profesionales de arquitectos y otras instituciones vinculadas con la arquitectura.

La arquitectura forma parte fundamental de nuestro día a día. A la mencionada seña de identidad que nos provoca por la forma en la que están construidas las edificaciones de nuestro alrededor, se le suma una cualidad que la hace muy importante. Y es que la arquitectura supone una labor esencial para hacer realidad un derecho fundamental, el del acceso a una vivienda digna.

El colectivo de los arquitectos responden con su labor a los retos que se presentan en la sociedad y pueden aportar soluciones a los problemas que se presenten en nuestro día a día. Por ejemplo, frente al precio inasequible de alguna vivienda, la arquitectura puede aportar soluciones eficientes, novedosas y transversales y estrategias urbanas y territoriales que reequilibren la oferta y la demanda. Es, sin lugar a dudas, una labor necesaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios