Sociedad

Consejos para que no se nos atragante el cambio horario de este domingo

Consejos para que no se nos atragante el cambio horario de este domingo Consejos para que no se nos atragante el cambio horario de este domingo

Consejos para que no se nos atragante el cambio horario de este domingo / Archivo

La época estival llega oficialmente a su fin con el cambio horario que se producirá en la madrugada de este domingo 25 de octubre. Por tanto, a las 3:00 serán las 2:00, un cambio que hará que ahorremos gran cantidad de energía. 

Los cambios horarios y cualquier cambio en general hacen que las personas lo sufran en su físico y mente. Maximizar las horas de sol es muy positivo para el ahorro energético pero puede traer serios quebraderos de cabeza para nuestra salud. Aunque es un cambio que se impulsó hace ya 70 años, las personas no logramos acostumbrarnos a los cambios bruscos, aunque sea uno anual como es el caso de pasar al horario invernal.

Nos levantamos y acostamos una hora más tarde, un cambio que altera aspectos como el ritmos circadianos aquellos que se encargan de regular los cambios físicos y mentales que experimenta nuestro cuerpo a lo largo del día. Este ritmo está controlado por el famoso reloj biológico que de tantas cosas y etapas de la vida nos avisa, un reloj que se encuentra en la zona del cerebro llamada hipotálamo.

El cambio horario remueve los ritmos circadianos y provoca en esta época fatiga y somnolencia, influyen en la secreción de hormonashábitos alimentarios y la digestión, en la temperatura corporal y en otras funciones importantes del cuerpo.

Consejos para aliviar el cambio horario

_104029082_sleepy _104029082_sleepy

_104029082_sleepy / Archivo

Ahí van una serie de consejos para que esta transición horaria no nos vuelva del todo locos:

  • Ser el primero de la clase. Estamos a pocos días del cambio horario. Una buena idea es anticiparse e ir acomodando el cuerpo a la nueva franja horaria.
  • La comida, antes o después. Las grandes comidas del día pueden empezar a variar ya en la hora del día que se dispongan. De esta manera, el estómago irá acostumbrándose y no nos jugará malas pasadas.
  • Deporte al alba. La práctica deportiva debe ser en las primeras horas de la mañana y no durante la tarde o la noche. El cuerpo tiende a activarse y puede ser contraproducente.
  • Fin de semana de película y manta. Los expertos aconsejan que, durante los días de cambio, la actividad general sea la menor posible para que el sueño no se vea alterado.
  • La siesta es el enemigo número uno. Horas y horas de siesta pueden hacer que las franjas horarias de sueño se descompensen durante varios días.
  • Evitar las bebidas energéticas. Los estimulantes ya sean bebidas o incluso medicamentos deben evitarse durante este periodo de tiempo y, en general, siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios