Campaña de WWF

Alarma por el tsunami de mascarillas y guantes en el fondo del mar: efectos y cómo evitarlo

  • Una mascarilla tarda 400 años en desintegrarse y ya está afectando a las especies de ríos y mares

  • La mejor forma deshacerse de guantes y mascarillas es tirarlos en papeleras y contenedores; ¡siempre el gris no el amarillo!

Alarma por el tsunami de mascarillas y guantes en el fondo del mar: efectos y cómo evitarlo Alarma por el tsunami de mascarillas y guantes en el fondo del mar: efectos y cómo evitarlo

Alarma por el tsunami de mascarillas y guantes en el fondo del mar: efectos y cómo evitarlo

Vídeos y noticias nos muestran todos los días que nuestra preocupación por el medio ambiente no es la adecuada. Debido al uso de mascarillas y guantes para evitar el contagio del Covid-19, desgraciadamente miles de ellos están apareciendo en ríos y mares, contaminando sus aguas y perjudicando a las especies que los habitan.

Ante este aumento del uso del plástico para uso sanitario por el coronavirus, y que está generando residuos en los océanos, la ONG WWF ha lanzado la campaña Recoge el guante en la que pide “civismo" y apela a la responsabilidad para depositar los guantes y mascarillas en los contenedores de restos para proteger la salud y evitar que se contaminen aún más los ríos y mares de todo el mundo.

La organización también pide un plan urgente de gestión de los residuos de protección de la COVID-19.

Guantes y mascarillas que se tiran al suelo, pueden contaminar a las personas, y llegar al mar a través del alcantarillado y arroyos, como ya se ha comprobado en el Mediterráneo y en otros mares del mundo, recuerda la ONG.

Una mascarilla en la orilla de la playa. Una mascarilla en la orilla de la playa.

Una mascarilla en la orilla de la playa.

Muerte de animales marinos

Una mascarilla quirúrgica, de 4 gramos de peso de media, puede tardar hasta 400 años en desintegrarse, según WWF, un escenario “muy preocupante”, especialmente ahora que se acerca el verano y la llegada de turismo con la recta final del plan de desescalada.

WWF teme que a medida que avance la desescalada en el mundo, "la contaminación ensucie más las playas provocando la muerte de tortugas y otra fauna marina que confunde los guantes con medusas y otros alimentos".

Actualmente, se calcula que 100.000 animales marinos mueren atrapados, asfixiados o envenenados por los plásticos cada año, según la organización. Esta “nueva ola de plásticos sanitarios” empeorará la situación porque terminarán convirtiéndose en microplásticos que pueden llegar al organismo humano, advierte la organización. 

Mascarillas y guantes tirados en el suelo. Mascarillas y guantes tirados en el suelo.

Mascarillas y guantes tirados en el suelo.

Al contenedor gris

El contenedor gris, nunca al amarillo. WWF recuerdan que, si guantes y mascarillas son de plásticos, no son envases y además, "estaríamos poniendo en riesgo a las personas que manualmente se ocupan de separar lo que sí es envase de lo que no en las plantas de reciclaje". 

Siempre hay que depositar la bolsa de basura donde los hemos tirado, al contedor de restos, es decir, al gris y nunca tirarlos en el inodoro o en la calle. En Italia ya han empezado a multarse este tipo de comportamientos.

Si vives con una persona contagiada, el protocolo es: Depositar residuos del paciente en BOLSA 1, cerrarla y colocarla fuera de su habitación. Introducir bolsa 1 en la BOLSA 2 + residuos del cuidador/aIncluir bolsa 2 en la BOLSA 3 con resto de residuos domésticos y tirar en el contenedor gris.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios