Gonzalo Rodríguez, futbolista del Villarreal

"Con Kanoute o con Rakitic, el Sevilla es muy difícil de frenar"

  • A sus 27 años, Gonzalo Rodríguez, se ha convertido por méritos propios en un líder del Villarreal, el capitán si no está Marcos Senna, el único de la plantilla más antiguo que él.

A sus 27 años, se ha convertido por méritos propios en un líder del Villarreal, el capitán si no está Marcos Senna, el único de la plantilla más antiguo que él. Gonzalo es ya un clásico de la Liga que llegó de la mano de Manuel Pellegrini en 2004. Mañana se las verá con Negredo o Kanoute..., o con ambos. 

-¿Cómo están los ánimos después de lo del Camp Nou?


-Lo de Barcelona ya está olvidado, hay que olvidarse de lo malo y hasta de lo bueno para centrarse siempre en el próximo partido. Llega el Sevilla, un rival directo para nosotros, y será un partido duro y parejo, como todos los años. Ojalá que cambiemos la cara y demos mucha mejor imagen ante nuestra afición en nuestro primer partido en casa.

-¿Qué siente un defensa cuando su equipo se ve desbordado así?


-Sentir, no sé. Ya sabemos que el Barcelona está muy por encima de casi todos los demás, hasta del Real Madrid. Es el mejor equipo del mundo y si encima nosotros estamos muy mal, entonces no hay ninguna chance. Sabíamos lo que es el Barcelona como equipo y lo que cuesta jugar en el Camp Nou, pero no salió nada, no tuvimos el balón, no podemos regalar tanto.

-Esa goleada espoleó a muchos presidentes a acudir a la llamada del Sevilla contra el duopolio de la Liga, ¿qué opina de esta rebelión?


-Lo que vemos los jugadores es que hay mucha diferencia económica de dos con todos los demás. Después tienen grandes jugadores de la cantera también, pero hay que poder aguantarlos en la plantilla. Nosotros tuvimos que vender a Cazorla porque, si no, no salían los números. Esta liga tan separada no es divertida, sólo para los dos equipos, los demás sólo aspiramos del tercer puesto para abajo. Ojalá se puedan arreglar los temas. Nuestro presidente y el del Sevilla tienen toda la razón del mundo.

-¿Es un partido especial la visita del Sevilla, por ser un rival directo y por la eliminatoria de Copa?


-Lo de la Copa hace mucho, está olvidadísimo. El Sevilla siempre viene con grandes jugadores, es un rival muy duro tanto en su cancha como fuera y trataremos de ser competitivos para ganar en casa.

-¿Puede haber distracción por la próxima visita del Bayern Múnich? ¡Vaya grupo de Champions, con Napoli y Manchester City!


-Hoy por hoy la cabeza está en el partido del sábado, no pensamos en el miércoles. Es un partido muy importante, el estreno de Liga en casa. Luego es verdad que nos ha tocado en la Champions el grupo más difícil que hubo nunca. Es lo lindo de esto, poder jugar contra estos rivales y estos jugadores, haremos lo posible para dar la cara.

-¿Recuerda su último año sin Europa, en la 06-07? ¿Cree que eso hace más peligroso al Sevilla?


-Puede afectar los primeros partidos, pero después teniendo sólo la Liga te centras en ella. Siempre están bien físicamente los jugadores, el Sevilla sólo tendrá la cabeza en la Liga y seguro que va a ser muy duro de pelar, tendrá a los jugadores frescos, con ganas de jugar, con plantilla de sobra, y seguro que está luchando entre los primeros.

-No se sabe si jugará Kanoute con Negredo o Marcelino incluirá a Rakitic en la medular, ¿qué es mejor para un defensa?


-El Sevilla, juegue con Rakitic o con Kanoute, se presentará como un buen equipo, porque ambos son jugadores de primerísimo nivel, con diferentes estilos pero muy difíciles de frenar. Kanoute siempre nos complicó, es muy alto y muy bueno para apoyar el juego del equipo. Rakitic arranca desde atrás y tira buenos balones, sea quien sea es un equipo complicado. Si nos ponemos a mirar, tanto Kanoute como Negredo te pueden amargar en cualquier momento. Será un partido durísimo, muy esperado por los dos equipos, nosotros tenemos que estar atentos a su contragolpe y al balón parado, y ellos a nuestros delanteros. Va a ser un partido muy táctico y difícil.

-¿Se verá un Villarreal distinto sin Cazorla, que allí marcó época?


-Es un jugador espectacular y se va a sentir su personalidad en el vestuario, pero el Villarreal está por encima de cualquiera, y lo importante es que el club siga creciendo. Vinieron De Guzmán y Camuñas, que son buenos jugadores para nuestro estilo de jugar por abajo.

-¿Qué ha significado para el equipo la llegada de Marchena?


-Fue fundamental para que se diera un año como el pasado. Es uno de los más odiados cuando estás en contra y cuando lo tienes en tu vestuario lo agradeces. Es una gran persona, siempre tira para adelante, con tanta experiencia en la Liga, en la selección, se adapta a varios puestos... Se nota mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios