Miércoles Santo en La Línea El Medinaceli de La Línea regresa a su templo al poco de salir

  • La junta de gobierno decide acortar el recorrido ante la previsión de chubascos y vuelve a la iglesia al caer las primeras gotas

La hermandad del Medinaceli de La Línea se ha dado la vuelta media hora después de salir de la parroquia de Santiago ante la caída de las primeras gotas de lluvia. La junta de gobierno decidió realizar su estación de penitencia por las calles de su barrio, en este caso Santiago. Las previsiones meteorológicas no eran las más halagüeñas, por lo que la junta de gobierno se reunió un par de horas antes de la hora prevista de salida y optó por no llegar hasta la carrera oficial. Aun así las cientos de personas que acompañan a Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado tuvieron la ocasión de acompañarle en la calle un año más, aunque fue por poco tiempo.

La salida congregó a cientos de personas en los alrededores de la parroquia de Santiago para esperar a unas de las imágenes que cuentan con más devoción en la ciudad. Al paso del Señor se fueron sumando cientos de personas en promesa antes de que el cortejo de María Santísima de la Trinidad pudiera salir del templo.

La estación de penitencia de este año estaba marcada por el luto tras el repentino fallecimiento hace unas semanas de Juan José Sánchez Barranco, vice hermano mayor de la cofradía.

El paso de palio estrenaba la imagen de un Santo Ángel Custodio realizado por el taller Aragón Orfebres de Motril (Granada), sobre peana realizada por el taller de orfebrería de Emilio Méndez de la ciudad de Pilas en Sevilla. Fue donado por la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de La Línea, hermana honoraria del Medinaceli desde 1987, con motivo del vigésimo quinto aniversario de la bendición de la Virgen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios