Viernes Santo

La Plaza Alta de Algeciras recibe al Santo Entierro

  • La hermandad estrena el dorado completo del paso de misterio y dos de las tallas

Los toques de la campana del reloj de Nuestra Señora de la Palma han marcado el inicio de la segunda procesión del Viernes Santo de la Semana Santa de Algeciras. La cofradía del Santo Entierro y María Santísima de la Soledad aguardaba en el interior del templo, dispuesta para cumplir con su estación de penitencia. 

La Plaza Alta de Algeciras, epicentro de la nueva carrera oficial de la ciudad, estaba completamente abarrotada de público tanto en la zona de las sillas como en los pasillos. Los sones de la Banda Sinfónica Amando Herrero han servido para anunciar que todo estaba dispuesto para el desfile procesional. Ha sido entonces cuando uno de los integrantes de la hermandad ha llamado a las puertas del templo para proceder a la apertura de las puertas.

Los costaleros han puesto el paso del Santo Entierro a los pies de La Palma a las 21:15, bajo los sones de la marcha real. El bello sepulcro, con cuatro hachones negros, ha comenzado su desfile entre aplausos. Quince minutos después, María Santísima de la Soledad también estaba en la plaza. 

La cofradía lucía este año por primera vez el dorado completo del paso de misterio así como las tallas secundarias de Santa Bárbara y San Bernardo. María Santísima de la Soledad estrenaba un broche mientras que el cuerpo de acólitos del paso de misterio portaba nuevos ciriales. La cruz de guía también procesionaba por primera vez desde su restauración. 

La procesión tuvo que detener su avance durante unos 40 minutos como consecuencia de la caída de una mujer ataviada de mantilla que acompañaba al cortejo. Tuvo que ser atendida por una ambulancia al sufrir dos fracturas en un brazo y la rotura de una pierna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios