Domingo de Ramos La Borriquita estrena la nueva carrera oficial de Algeciras

  • La Hermandad ha pasado al filo de las siete de la tarde por la Plaza Alta

La Hermandad de la Borriquita ha protagonizado hoy el principal estreno de la Semana Santa de Algeciras: la nueva carrera oficial, con su recorrido por el interior de la Plaza Alta y sus 700 sillas, con nuevo vallado y faldones para dar solemnidad a las procesiones. Al filo de las siete de la tarde quedaba inaugurado oficialmente el nuevo paso de las cofradías.

Poco antes, a las 17:00, la Cruz de Guía había atravesado el dintel de María Auxiliadora para abrir los días grandes. El paso de misterio mantiene en sus andares sus señas de identidad, la que identifican la primera cofradía del año, cuya Virgen de la Alegría ha llenado una vez más de blancura las calles de Algeciras en un Domingo de Ramos para enmarcar. 

Día de niños vestidos de hebreos y palmas rizadas. El Domingo de Ramos deparó calor y estrenos en Algeciras. Los sones trianeros acompañaron a Jesús del Amor en su salida del templo. La cuadrilla del misterio, dirigida por Pepe Alcalá, derrochó arte y elegancia, manteniendo las señas identidad de “la cuadrilla del arte” del recordado Pepe Jurado.

A las 17:25, se produjo la salida del paso de palio. La Virgen de la Alegría superó el dintel de la casa salesiana a los sones de Esperanza de Triana Coronada. El exorno de flores blancas llenaba de blancura el palio granate.

La trasera del palio dejaba una estampa inusual. El manto de la dolorosa estaba sujeto en su parte superior por dos broches con forma de mariposa y una pequeña rama de olivo. Esta imagen respeta la estética de serena alegría del palio.

En su entrada en la Plaza Alta, la Borriquita realizó una levantá al ritmo de la música, al son de la marcha La Fe. Por su parte, el palio, a las órdenes de Juan Carlos Acuña, completó su paso por la nueva carrera oficial dejando momentos bellos. La Virgen de la Alegría se introdujo por el interior de la Plaza Alta bajo los sones de Rosario de Monte-Sión. Con posterioridad,el paso de palio se plantó en la puerta de la Iglesia de La Palma para que se realizaran los rezos ante la patrona.

Un momento singular de esta cofradía es su discurrir por la calle Montereros. Incluso, el público se congrega en esta calle ya que se considera como un sitio señalado. Antes de su regreso a María Auxiliadora, ambos pasos realizaron chicotás con numerosos cambios. En el caso de la virgen, el palio llegó a realizar un giro de 360 grados para que los vecinos de las casas colindantes pudieran contemplarlo de cerca.

La recogida se llenó de nostalgia ante los momentos vividos en un día caluroso. La Borriquita dio inicio a los días grandes y estrenó una carrera oficial llena de novedades: la sillería, el vallado y el nuevo recorrido, que comprende el interior de la Plaza Alta y la calle Santísimo en lugar de Ventura Morón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios