Viernes Santo · Los Barrios

Buena Muerte y Mayor Dolor, epílogo de la Pasión barreña

  • La hermandad más sobria de Los Barrios demuestra su buen hacer en la salida por la siempre difícil puerta lateral de San Isidro

 La hermandad más sobria de Los Barrios, la del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora del Mayor Dolor, puso el punto final a la Semana de Pasión en la Villa con un solemne desfile de sus dos titulares. 

A las ocho en punto, una hora antes que el resto de desfiles en Los Barrios, la puerta lateral de San Isidro se abrió para dar salida a la talla del crucificado, tallado en cedro real y engalanado con un monte de claveles rojos. Salvó el dintel de la puerta sin dificultad, como prueba de la maestría y buen hacer de la cuadrilla de cargadores.  

Poco después hizo lo propio el paso de la Virgen, caracterizado por no tener Palio como muestra de la sencillez que caracteriza a esta hermandad. La talla de la Virgen data del año 2007 –obra del imaginero Miguel Ángel Valverde, de Carmona (Sevilla)– y se caracteriza porque en ésta, el corazón de la Virgen es el rostro de la antigua talla.

La agrupación musical Villa de Los Barrios engrandeció el desfile con sus marchas procesionales por el tradicional recorrido por el centro de la Villa, con balcones cuajados de colgaduras. El encuentro entre Madre e Hijo, justo antes de la recogida, congregó a numerosas personas en la Plaza de la Iglesia en el epílogo de la Semana Santa. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios