San Roque

San Roque reforzará la vigilancia frente al coronavirus en sus playas con la Policía Local

  • El ayuntamiento sanroqueño aumentará la presencia de la Policía Local en sus arenales con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas higiénicas

La playa sanroqueña de Guadarranque. La playa sanroqueña de Guadarranque.

La playa sanroqueña de Guadarranque. / E. S.

La Policía Local de San Roque reforzará las medidas de vigilancia en las playas del municipio para hacer cumplir las medidas higiénicas y sanitarias para prevenir la expansión del coronavirus.

Los representantes de la plantilla de la Policía Local y el Equipo de Gobierno sanroqueño habían acordado 720 horas de servicios extraordinarios para 2020. Este tiempo se iba a destinar especialmente a la cobertura de actos de verano, en especial las ferias. Pero ante la suspensión de las mismas, el consistorio ha decidido trasladar esos servicios a las playas.

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha explicado que de el Ayuntamiento sanroqueño está "haciendo un importante esfuerzo por conjugar el disfrute de nuestras playas con la necesidad de evitar contagios. De hecho, la inversión total en materia de playas supera este año el millón y medio de euros, ya que se han intensificado servicios habituales cada año, como los de limpieza y salvamento".

Ruiz Boix ha señalado que espera que la mayor presencia policial en las playas facilite el cumplimiento de la normativa, aunque reconoce que "es difícil llevarla a la práctica". El alcalde ha pedido a la población "sentido común" y evitar "situaciones de riesgo".

El teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, ha señalado que el coronavirus ha obligado a reorganizar el trabajo de la Policía Local. Así, ante la implantación de medidas como la limitación de aforo y la distancia entre grupos, "se hace necesaria una mayor presencia policial, que se está desplegando tanto para cerrar los accesos a las zonas de aparcamiento cuando se detecte que se va a desbordar el aforo establecido, como también para ordenar el tráfico en esos y otros casos". 

Ordóñez ha añadido que la “presencia policial no tiene afán sancionador, sino simplemente es necesaria para velar por la seguridad de todos". "Estoy seguro de que la inmensa mayoría de los usuarios de nuestras playas asumen que esas medidas no son un capricho, sino que tienen detrás razones sanitarias de peso. En cuanto a los que no quieran asumir esta realidad, ahí estarán nuestros agentes para instarles a cambiar de actitud”, ha concluido el edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios