San Roque

San Roque aumentará el alumbrado de Navidad "para subir la moral frente al coronavirus"

  • El Ayuntamiento ha adjudicado un contrato de cuatro años para la iluminación de todas las fiestas del municipio

  • El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, es consciente de que la decisión generará debate, pero defiende que las luces ayudarán a generar "optimismo"

Imagen de archivo de la iluminación navideña de San Roque Imagen de archivo de la iluminación navideña de San Roque

Imagen de archivo de la iluminación navideña de San Roque

Son muy diversas las fórmulas que cada administración empleará para tratar de hacer más llevaderas estas navidades tan extrañas por el Covid. El Ayuntamiento de San Roque ha decidido aumentar los elementos decorativos de iluminación con el fin de "subir la moral frente al coronavirus".

La iluminación navideña de este 2020 se enmarca dentro del contrato adjudicado por el Ayuntamiento sanroqueño para el alumbrado extraordinario de todas las fiestas en el municipio, durante los próximos cuatro años, con un total de 27 montajes a lo largo de todo el año.

"Ello se traducirá en un aumento importante en los motivos que lucirán calles y plazas de todos los núcleos de población durante las fechas navideñas respecto a años anteriores, fomentando así los paseos de las familias para subir la moral frente a la pandemia", ha explicado el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix.

Esta licitación tiene una vigencia de cuatro años y tiene un coste anual de 352.000 euros, lo que supone un incremento del 22% respecto al montante de la ocasión anterior. La nueva iluminación navideña permitirá el aumento del número de arcos y el de metros de guirnaldas en todos los núcleos de población, pasando de 140 a 160. Se recuperan las estrellas de Navidad en todas y cada una de las parroquias del municipio de San Roque. Se incorporan más de 30 motivos de farolas en las distintas calles comerciales y en calles de mayor tránsito o de mayor actividad comercial.

También se elevará el número de árboles decorados en todo el municipio, que pasará de 10 árboles, hasta 50 ejemplares. "Apostamos nuevamente por un punto neurálgico fuerte en el centro de la ciudad de San Roque, que invite a que tengamos mayor número de visitas, eso sí escalonadas por respeto a las medidas contra la pandemia, con nuevos elementos decorativos en la Alameda Alfonso XI", ha señalado Ruiz Boix.

"Lo que se pretende es mejorar el alumbrado extraordinario de Navidad, el de Carnavales y el de todas las ferias, en las barriadas y en San Roque ciudad”, ha apuntado el regidor.

Ruiz Boix es consciente del revuelo que generará está decisión: “Generará un debate entre aquellos que entiendan que con la situación de pandemia es mejor eliminar cualquier elemento decorativo, cualquier incremento, y que se dedique el dinero a otras cuestiones. El equipo de Gobierno tiene clara la prioridad principal, que son las políticas activas de empleo”.

“Aún cuando haya ese debate, teniendo la conciencia clara y tranquila de que nuestras prioridades primeras están cubiertas a través de los planes de empleo, la limpieza y desinfección y las políticas sociales, sí podemos trasladar también algo de optimismo a una población que lo viene pasando mal. Toda la población en general estamos hartos de la pandemia, y que por tanto no viene mal que tengamos algún tipo de actividad en nuestras calles”, ha defendido Ruiz Boix.

"Esta actividad podría venir acompañada, en el caso de que las medidas de restricción lo permitan, con algún incremento de la actividad comercial. Sabemos que ahora mismo no puede ser, porque a las seis se cierran las actividades no esenciales, justo cuando se encenderá el alumbrado extraordinario. Confiamos en que haya cambios, en que podamos disfrutarlo. De todas formas, entiendo que el alumbrado va a mejorar todas nuestras calles y permitirá que padres, pequeños, y abuelos puedan pasear para ver esos distintos elementos decorativos”, ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios