Salud

La prevención permite al diabético hacer el Ramadán saludablemente

  • Editan una guía de información para médicos que facilita la comprensión y la atención del ciudadano inmigrante con diabetes durante la fiesta musulmana

Los médicos de Atención Primaria y Especialistas (Endocrinólogos, Internistas, Cardiólogos) recibirán un kit informativo para aconsejar a sus pacientes diabéticos que practican el Ramadán, con el fin de seguir controlando la glucemia adecuadamente y evitar las posibles complicaciones derivadas del ayuno característico de esta fiesta musulmana, que comienza este año el próximo 22 de agosto y se prolonga hasta el 21 de septiembre.

Durante el periodo del Ramadán suelen realizarse dos grandes comidas que concentran el total de kilocalorías diarias, antes de la salida del sol (suhur), y la más importante que rompe la abstinencia después de la puesta de sol (iftar). Un cambio en el hábito nutricional que según el estudio multicéntrico Epidiar, realizado a miles de diabéticos musulmanes que cumplían con la abstinencia en el festejo cultural, los principales riesgos que presentan estos pacientes son hipoglucemia, hiperglucemia, cetoacidosis diabética, deshidratación, lipotimias, y trombosis.

Con el fin de evitar riesgos importantes, uno o dos meses antes de la celebración, los pacientes deben optimizar la glucemia y el control metabólico, así como recibir educación diabetológica específica (síntomas de hiperglucemia y de hipoglucemia, autoanálisis, planificación de las comidas y de la actividad física, administración de los fármacos y actitud ante las complicaciones). En este sentido, la doctora María del Carmen Martínez, del Centro de Salud EAP Raval Sud de Barcelona explica que, "si hay un buen control previo no suelen aparecer complicaciones. Además, dependiendo del paciente durante la fiesta musulmana se toman medidas como cambiar la hora de la toma del fármaco, por ejemplo, de la mañana a la noche que es cuando más comen".

El material informativo ha sido editado por el Grupo de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de la Salud (Gedaps) y será distribuido por las de zonas España con mayor número de población musulmana. En el país ibérico hay más de 100.000 musulmanes diabéticos. Según los datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, el número de inmigrantes registrados en junio de 2008 es de 4,3 millones, y las provincias con un mayor porcentaje eran Almería (19%) y Girona (17%), así como la comunidad autónoma de Baleares (16%). Asia y África (continentes donde la población musulmana es mayoritaria) aportan el 26% de los inmigrantes. Y por países, Rumania (17%) y Marruecos (16%).

El objetivo de este proyecto es aportar a los profesionales sanitarios algunos conceptos básicos sobre la comprensión de la enfermedad y la salud en el Islam. "Estas iniciativas son beneficiosas porque nos permite conocer la realidad sociocultural y religiosa del paciente", concluye la doctora Martínez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios