Salud

El 87% de la población no utiliza correctamente las cremas solares

  • Los farmacéuticos aconsejan elegir la fotoprotección adecuada al tipo de piel y no bajar la guardia en días nublados

Un año más el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, en colaboración con Cruz Roja e ISDIN, ponen en marcha una nueva edición de la campaña Este verano quiérete mucho. El objetivo de esta iniciativa sanitaria es prevenir los posibles riesgos del verano, ofreciendo consejos sobre fotoprotección, seguridad en el agua para prevenir posible accidentes en las playas, piscinas o ríos, y promover un uso responsable del entorno, cuidando el medio ambiente.

La Encuesta Nacional sobre Fotoprotección, llevada a cabo por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, a través de la Vocalía Nacional de Dermofarmacia con la colaboración de ISDIN, revela que sólo un 12,4% de los encuestados se aplica de forma correcta el fotoprotector. Para mejorar esta tendencia, los profesionales de farmacia trasladan algunos consejos. La exposición sin las debidas precauciones al sol, puede provocar insolaciones, quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel, alteraciones del sistema inmunitario, afecciones oculares y cáncer de piel.

El fotoprotector debe ser personalizado en función de tres tipos de factores. En primer lugar factores ambientales como la hora del día, la estación del año o la situación atmosférica. Las características individuales también deben tenerse en cuenta, es decir, la edad, el tipo de piel o el fototipo. A la hora de elegir el fotoprotector se debe tener siempre en cuenta la tipología cutánea. Así, el fototipo I incluye a las personas con la piel extremadamente blanca, y el fototipo II a quienes tienen la piel clara, ojos azules y pelo rubio. Las personas de piel clara, ojos castaños y pelo oscuro se incluyen en el fototipo III. El fototipo IV hace mención a pieles ligeramente morenas, el fototipo V a pieles morena y, por último el fototipo VI a pieles negras.

El fotoprotector se debe extender de forma uniforme sobre toda la superficie de nuestro cuerpo, sobre la piel completamente seca y 30 minutos antes de la exposición solar. Siempre hay que aplicar de nuevo el protector solar después de nadar o de sudar profusamente, ya que los productos difieren en su grado de resistencia al agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios