ROSARIO CORREA / Presidenta del colegio profesional de podólogos de andalucía “La Podología debe estar integrada en el sistema público”

  • La portavoz de los podólogos  analiza los retos inmediatos  y considera esencial la creación de su categoría profesional

Correa asumió la presidencia del Colegio en octubre de 2018. Correa asumió la presidencia del Colegio en octubre de 2018.

Correa asumió la presidencia del Colegio en octubre de 2018. / M.G.

–¿Cuándo decide dar el salto al Consejo General de los Colegios de Podólogos?

–La proclamación de mi equipo de trabajo como Junta de Gobierno del Colegio de Andalucía (Octubre-2018) supuso un nuevo empuje para toda la profesión, dado que somos el colegio más numeroso a nivel nacional. Tras la convocatoria de elecciones en el consejo, y con el apoyo de todos mis compañeros, decidí formar parte de la candidatura encabezada por Elena Carrascosa, porque considero que Andalucía tiene mucho que aportar a nivel nacional. Es para mi un honor y una gran responsabilidad.

–¿Qué viene a aportar esta nueva junta?

–Somos un relevo tranquilo a la vez que aportamos savia nueva. Es además la primera vez que dos mujeres están en la junta directiva del Consejo, aún siendo una profesión eminentemente femenina. Hemos llegado cargados de ganas de trabajar y con toda la ilusión y el empuje por hacer que nuestra profesión sea conocida y reconocida. 

–¿Cuáles son los objetivos principales en la profesión?

–Para nosotros la inclusión en la sanidad pública es uno de nuestros retos mas importantes, junto con la lucha contra el intrusismo y el reconocimiento y conocimiento de todas nuestras competencias profesionales, tanto por la sociedad en general como por el resto de compañeros sanitarios. 

–¿Cómo está la podología en la actualidad? 

–La podología es una profesión muy joven, y aún desconocida para muchos sectores sociales en nuestro País. Generalmente existe un gran desconocimiento sobre las competencias profesionales del Podólogo. Como Podólogos podemos explorar, diagnosticar, prescribir, realizar tratamientos con soportes plantares o dispositivos ortésicos que nosotros mismos adaptamos a nuestros pacientes. Asimismo, realizamos radiografías y ecografías como medio diagnóstico. Otro campo de actuación muy importante en nuestro ejercicio profesional es la Cirugía Podológica. Actualmente en Andalucía, la Podología no se encuentra incluida en la sanidad pública, salvo por un Convenio para pacientes diabéticos en el que no se reconoce ni la décima parte de nuestras competencias y que ha demostrado ser un gran fracaso desde que se puso en marcha. Solo ha llegado al 2% de los Diabéticos.

–¿Qué áreas debería curbrir el  podólogo en la cartera de servicios del SAS? 

–Existen una serie de competencias en el manejo de los pacientes con pie diabético, que son exclusivas del Podólogo, y que actualmente no se están prestando en nuestro Sistema Nacional de Salud. Existen estudios que avalan la presencia de la Podología en la sanidad pública, y en concreto en las unidades de Pie Diabético, suponiendo un gran ahorro de recursos y una disminución importante en el número de amputaciones. Cada amputación, además de un gran coste económico, lleva aparejado un coste social y emocional, además del drama personal y familiar que supone para el paciente y los suyos. La creación de la categoría profesional es la clave para esa inclusión. Cualquier otra medida será un parche y no una solución definitiva. Pero no solo seríamos válidos para atender a pacientes diabéticos, también existen colectivos con enfermedades degenerativas donde los pies sufren deformidades, así como todas las patologías de ámbito circulatorio que tanto afectan a los miembros inferiores. La Podología debe estar incluida en el Sistema Nacional de Salud para toda la población y en los diferentes niveles asistenciales. Actualmente  el acceso a la asistencia Podológica depende del poder adquisitivo del paciente y quizás quien más lo necesita es quien menos recursos tiene para recurrir a ella.

"El intrusismo es una lacra y supone un riesgo para la seguridad de los pacientes”

–¿Qué supone para la podología el intrusismo? 

–Es una auténtica lacra. Supone un verdadero problema de salud pública además. Supone un gran riego en la transmisión de enfermedades contagiosas. Las Consultas de Podología son establecimientos sanitarios seguros donde se llevan a cabo rigurosos protocolos de limpieza, desinfección y esterilización para garantizar la seguridad de nuestros pacientes.

–¿Cuáles son las enfermedades más comunes del pie? 

–En la salud del pie inciden un gran número de afecciones de carácter sistémico. Nuestra práctica clínica comprende el tratamiento de afecciones ungueales, callosidades y durezas; así como el tratamiento de alteraciones estructurales y biomecánicas tanto en deportistas como en niños y adultos ajenos a la práctica deportiva. 

–¿Es necesario que los deportistas acudan a un podólogo? 

–El pie está altamente involucrado en la mayoría de los deportes y eso hace que su cuidado sea de gran importancia. Hay que cuidarlo primero para evitar las lesiones y tratarlos una vez haya lesión. Los podólogos somos grandes conocedores del pie del deportista y podemos aconsejarlos.

–¿A qué edad es recomendable la primera visita a un podólogo?

–En el momento que el pie presente alguna afección es recomendable acudir al Podólogo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios