Provincia

El nuevo sistema de acceso a VPO permite optar a tres ciudades

  • Los ayuntamientos tienen hasta finales de año para poner en marcha el nuevo sistema, que elimina los sorteos · Los municipios adjudicarán los pisos protegidos mediante valoración de necesidades

Comentarios 5

A finales de este año se acabarán los sorteos de vivienda y también el estar pendiente de las diferentes convocatorias de pisos protegidos para inscribirse. La Junta y los ayuntamientos podrán en marcha un sistema que pretende hacer más cómoda y objetiva la adquisición de estos pisos. La baremación de los criterios que hagan que alguien tenga prioridad sobre otra persona para adquirir una casa queda en manos de los municipios.

Una de las novedades que conlleva este sistema -que está previsto presentar en Cádiz mañana- es que permitirá optar a pisos hasta en tres municipios. Es decir, un gaditano podrá inscribirse como demandante de una vivienda protegida, en venta o alquiler, en Cádiz prioritariamente, pero señalar como segunda y tercera opción Puerto Real o San Fernando. También puede escoger un solo municipio o dos. "De esta forma no se pierde ninguna oportunidad", dice la delegada provincial de Vivienda, Silvia López.

En los próximos días, la Junta publicará una orden para la selección de adjudicatarios de Viviendas de Protección Oficial (VPO) a través de estos registros públicos, y otra de ayudas económicas para facilitar la implantación en los municipios. También aporta la herramienta informática para crear los nuevos registros y ofrece formación del personal. El objetivo es que los municipios estén elaborando las bases que regirán sus registros en julio y que los terminen en septiembre. La fecha para que todos estén funcionando es el 26 de diciembre. Para entonces, quien no figure en estas listas no podrá acceder a una VPO.

La Junta encomienda a los ayuntamientos la creación de sus registros. El ciudadano o la unidad familiar se inscribe y aporta la información necesaria (si quiere alquiler o venta, cuántos dormitorios necesita, si requiere una vivienda adaptada...). También deberá indicar si el municipio en el que se inscribe es el de referencia, pudiendo optar a un máximo de tres. La nueva aplicación informática permitirá contrastar los datos aportados con otras administraciones.

A los inscritos se les califica en grupos de acceso, al menos en razón de sus ingresos o de si están en grupos de especial protección, como las víctimas de violencia de género. El sistema da margen para hacer grupos, por ejemplo, por el tipo de vivienda a la que se opta, o dar más puntos a gente que estuviera demandando casa desde tiempo antes si el ayuntamiento así lo decide.

A partir del 26 de diciembre, la adjudicación de viviendas se hará sólo entre los que estén inscritos en los registros, algo que se hará conforme a los criterios que establezcan los municipios con el visto bueno del gobierno andaluz. Los sorteos pasaron a la historia. Un promotor privado deberá pedir a su ayuntamiento una lista de adjudicatarios, que se lo dará en un mes junto con el nombre de los reservistas (dos por cada afortunado). Los Ayuntamientos sí pueden sortear, pero entre grupos, nunca entre todo el listado completo. Se podría hacer, indica López, si 20 personas tienen la misma puntuación para acceder a once pisos, pero esto "no será lo normal".

Si a una persona le ofrecen tres veces una VPO y no la acepta, será dada de baja en el registro. Si, por ejemplo, a alguien de Cádiz que tenga como segunda opción San Fernando le ofrecen tres pisos en La Isla y dice que no, cursará baja allí, pero no en el registro de la capital. Queda en manos de los Ayuntamientos decidir cuándo podrá volver a inscribirse, indica Silvia López.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios