Elecciones generales en Cádiz Arranca una semana clave en el búnker del PP de Cádiz para cerrar las listas

  • Landaluce, García-Pelayo y Loaiza suenan para liderar la candidatura al Congreso, aunque el partido no ha abierto aún el debate

  • La continuidad de José Ortiz en el Senado es otra incógnita

José Ignacio Landaluce interviene en un pleno del Senado. Al fondo, sentados, José Ortiz y Antonio Sanz. José Ignacio Landaluce interviene en un pleno del Senado. Al fondo, sentados, José Ortiz y Antonio Sanz.

José Ignacio Landaluce interviene en un pleno del Senado. Al fondo, sentados, José Ortiz y Antonio Sanz.

Comentarios 6

Dentro de nueve días, el miércoles 20 de marzo, se abre el plazo para que los partidos registren oficialmente sus respectivas candidaturas para las elecciones generales del 28 de abril. Todas las formaciones políticas han empezado a moverse para ir cerrando estas listas... todas menos el PP, que no sólo no ha ultimado esas candidaturas al Congreso y al Senado sino que ni siquiera ha abierto aún ese debate, ni en la provincia de Cádiz, ni en el resto del país.

El búnker en el que se ha convertido el PP se mantiene herméticamente cerrado mientras el tiempo avanza. Es verdad que este partido siempre ha sido muy amigo de apurar los plazos hasta el último momento, pero también es cierto que en comicios anteriores se había adelantado al menos la identidad de sus números uno al Congreso en cada provincia.

En Cádiz nadie de este partido ha movido un dedo, sobre todo porque ni la dirección nacional, ni la dirección regional han mostrado aún sus cartas. Nadie sabe cuáles son las preferencias de Pablo Casado y de Juanma Moreno para representar a la provincia tanto en el Congreso como en el Senado, y tampoco la dirección provincial ha planteado aún de manera oficial sus propuestas.

En cualquier caso, la militancia del PP gaditano sí ha empezado por su cuenta a hacer sus cábalas. Y en ellas aparecen sobre todo los nombre de cuatro dirigentes de peso: José Ignacio Landaluce, María José García-Pelayo, José Loaiza y José Ortiz. Que todos o que sólo algunos de ellos terminen siendo los elegidos es algo que debe ir aclarándose durante esta semana.

Para entender el sudoku al que se enfrenta el PP de Cádiz para elaborar estas listas hay que tener en cuenta dos elementos muy importantes. El primero es que, a la vista del resultado de las elecciones andaluzas, las previsiones de los populares no son muy halagüeñas. Y si en 2016 este partido logró tres diputados y tres senadores por Cádiz, ahora se teme que el número de escaños en el Congreso baje a dos y que únicamente se logre un senador. Y el segundo elemento es que se desconoce si la dirección nacional querrá contar únicamente con los casadistas de Cádiz para conformar estas candidaturas o si al final habrá un acuerdo de integración con el otro sector del partido, en el que se incluyen las direcciones regional y provincial.

En la corriente gaditana afín al presidente nacional del partido siempre ha gustado la opción de José Loaiza, ex presidente de la Diputación, para el primer puesto de la lista al Congreso. Por su parte, la dirección provincial que preside Antonio Sanz prefiere que la elegida sea la jerezana María José García-Pelayo, diputada nacional en la última legislatura. Ambos, curiosamente, han sido presidentes provinciales del PP y ambos también forman parte de la dirección nacional del partido. García-Pelayo fue incluida en la ejecutiva en un gesto de integración hacia el sorayismo y Loaiza es miembro de la junta directiva nacional.

Ante esta dicotomía, en la militancia parece estar emergiendo con fuerza la figura del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, que fue neutral en las primarias del año pasado y al que muchos ven como un candidato idóneo de consenso para liderar la lista al Congreso. Para ello sería necesario que el PP aprobara una excepción que permitiera a Landaluce compaginar los cargos de diputado y alcalde, una incompatibilidad que no es ilegal pero que sí viene prohibida en los estatutos del PP.

Si Landaluce es incluido en los puestos de salida de la lista al Congreso, quedaría el camino expedito para que el alcalde de Vejer, José Ortiz, ocupara el primer puesto de la lista al Senado. No hay que olvidar que Ortiz es actualmente el secretario general del Grupo Popular en la Cámara Alta y que sigue siendo el principal referente del casadismo en la provincia. Si Ortiz no figurara al final ni en la lista al Congreso, ni en la del Senado, la única lectura que podría hacerse es que el regidor vejeriego se convertiría de facto en la primera opción del PP para intentar recuperar la Presidencia de la Diputación en las municipales de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios