Provincia

La plantilla de los catamaranes para en pleno agosto para exigir su convenio

  • Muchos usuarios mostraron su sorpresa al encontrarse sin servicio durante tres horas

  • Esta noche habrá otra reunión para evitar nuevos paros desde el viernes y hasta el lunes

Un grupo de usuarios, en la terminal del catamarán en la mañana de ayer tras comenzar el paro parcial. Un grupo de usuarios, en la terminal del catamarán en la mañana de ayer tras comenzar el paro parcial.

Un grupo de usuarios, en la terminal del catamarán en la mañana de ayer tras comenzar el paro parcial. / lourdes de vicente

La asamblea de trabajadores del servicio de catamaranes de la Bahía de Cádiz, cuya concesionaria es la empresa Sercorbus, decidió no aceptar las propuestas que los representantes de la dirección les trasladaron tras la celebración de la reunión previa en el Sercla (Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales). Pese a que hubo larga discusión, el medio centenar de empleados decidió que ayer se iniciaría el primero de varios días de paros parciales.

Así, la convocatoria fijada preveía tres horas de paro entre las 13:00 y las 16:00 horas. Se desarrollaron "sin problemas, de forma tranquila, y los trabajadores dieron a los usuarios las pertinentes explicaciones", indicaron ayer desde UGT-Cádiz.

También explicaron que están abiertos a cualquier intento de reconducir la situación y confían en que así se produzca en las próximas horas. De hecho, han convocado una nueva asamblea de trabajadores para mañana por la noche para intentar lograr un acercamiento entre las partes y poner fin a las protestas. De no presentarse una nueva oferta por parte de la empresa, seguirán adelante "porque no se trata de pedir más, sino de que se cumpla lo pactado en convenio".

De hecho, como ya indicaron días atrás desde este mismo sindicato, el principal problema radica en que "estos trabajadores, tanto los que van a bordo del catamarán como los que trabajan en tierra, en las terminales, no tienen convenio desde hace cinco años y hay muchos conceptos que no se están cumpliendo".

La principal consecuencia de la interrupción del servicio fue que muchos de los usuarios del catamarán, sobre todo turistas que en estos día lo utilizan para salir o entrar en Cádiz, se encontraron ayer con el cartel en el que se avisaba de la protesta, y que no tendrían nuevo servicio hasta después de las 16:00 horas. Más allá del contratiempo, según indicaron desde UGT, no se produjeron situaciones complicadas.

Además, al tratarse de paros parciales, según el sindicato, no cabían ayer servicios mínimos, por lo que no hubo autobuses que trasladasen a los usuarios entre Cádiz y El Puerto o Rota, como sí suele hacerse en caso de interrupción del servicio por temporales de viento o lluvia.

De esta manera, la asamblea convocada para esta noche será decisiva para tratar de encontrar una solución al conflicto. Los trabajadores esperan que Sercorbus se aproxime a sus peticiones y de esta manera poner fin a la primera protesta en este servicio desde que se puso en marcha hace más de una década.

De no conseguirlo, como expresaron desde UGT, los usuarios sufrirían cuatro días consecutivos de paros parciales: el primero llegaría mañana viernes, en el mismo horario que ayer (de 13:00 a 16:00 horas); para seguir el sábado y el domingo con doble turno de protesta, de 11:00 a 13:00 horas y de 19:00 a 21:00 horas; para continuar el próximo lunes, de nuevo sin servicio en el horario de mañana durante tres horas.

Si aún así no se consigue un acuerdo entre plantilla y empresa, la convocatoria finaliza con un paro de 24 horas el próximo día 15, festivo en todo el país.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios