Provincia

El obispo traslada su “indignación” ante las muertes en el Estrecho

  • Entiende que es "urgente" que se tomen decisiones políticas “que resuelvan este problema que afecta a todos”

El obispo diocesano, Rafael Zornoza, durante una celebración religiosa. El obispo diocesano, Rafael Zornoza, durante una celebración religiosa.

El obispo diocesano, Rafael Zornoza, durante una celebración religiosa. / Román Ríos

Comentarios 3

El obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, ha alzado la voz ante las muertes que se viene cobrando el Estrecho por esos inmigrantes que intentan llegar en patera a las costas gaditanas y ha querido trasladar la “gran indignación” que esta realidad provoca. “No nos acostumbrados, afortunadamente, a la tragedia que nos visita sin cesar”, ha indicado Zornoza, que ha centrado en la inmigración su mensaje con motivo de la segunda Jornada Mundial de los Pobres que la Iglesia celebra este domingo.

“Permitidme que ponga hoy mi mirada en esos otros pobres y excluidos tan cercanos que viven en una situación de desesperanza y dolor inigualable: los emigrantes que atraviesan el Estrecho dejando a su paso un reguero de lágrimas y muertos”, empieza diciendo el obispo, que señala que el drama de la inmigración “sigue golpeando nuestra costa estimulando nuestra caridad cristiana, pero sigue también provocando una gran indignación, angustia y dolor”.

“Busquemos la justicia y reclamemos sus derechos. Resulta incomprensible que los problemas no tengan solución si hay conciencia humanitaria y voluntad de ayudar. Es evidente que hay criterios y posturas políticas discutibles y diferentes. Precisamente por ello se ha de dialogar en los foros políticos y sociales, y actuar. Es urgente, no obstante, que se tomen las decisiones políticas necesarias que resuelvan este problema que afecta a todos y determina el presente y futuro de la sociedad”, reclama en su escrito Zornoza, instando con ello a la intervención urgente y eficaz de las autoridades.

Hasta el momento, el obispo diocesano había mantenido el discurso habitual como Iglesia en esta cuestión, siendo posiblemente la primera vez que lanza un mensaje tan contundente sobre el problema migratorio.Pero al margen de la petición que traslada a las autoridades, el obispo también ha querido trasladar un mensaje a los católicos gaditanos, a los que pide ayudar expresamente “a estos inmigrantes tan abruptamente llegados”. “Compartamos nuestros bienes y nuestro tiempo, ofrezcamos un consuelo reparador para sus heridas, oremos por los difuntos, enterremos a sus muertos”, sigue pidiendo Zornoza, que ha querido destacar la labor de la Delegación para los Emigrantes, a los voluntarios de Cáritas y a las asociaciones benéficas “que se vuelcan con generosidad”.

Finaliza el obispo su mensaje haciendo un llamamiento a desarrollar una “cultura de la solidaridad”. “La persona doliente no puede esperar”, señala Zornoza, que resalta que a los cristianos “nos mueve la fe y el imperativo de la caridad que nos impulsa a conducir a todos hacia Dios y a la santidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios