tiempo

Un poco más del 40 de mayo

  • Esta semana las temperaturas vuelven a aumentar tras una atípica primavera, con 1,5 y 2 grados menos de lo habitual y sin picos de calor

Dos personas toman el sol con chándal y sudadera en una playa gaditana. Dos personas toman el sol con chándal y sudadera en una playa gaditana.

Dos personas toman el sol con chándal y sudadera en una playa gaditana. / Julio González

Las bajas temperaturas de esta primavera han retrasado toda la producción de la Cooperativa de las Virtudes en Conil. Dice Bartolomé Ramírez que los tomates, uno de sus productos estrellas, han tardado más que otros años en ponerse rojos, algo fundamental para su recogida. La primavera, no hay dudas, está siendo atípica, no ha habido picos de calor y la temperatura media se ha quedado sobre un grado y medio menos de lo habitual que, según recoge la Agencia Estatal de Meteorología, para Cádiz son 16,5 grados centígrados en abril, 19,1 en mayo y 22, 4 junio.

Estos son algunos de los datos que ha recopilado el meteorólogo gaditano Manuel Salguero (@eltiempoencadiz en Twitter), que cuenta con sus propias estaciones meteorológicas para hacer sus mediciones. La que tiene en Cádiz calcula que han sido una diferencia casi de dos grados esta primavera respecto a las temperaturas habituales de estas fechas, al menos en la capital. La AEMET en su resumen de abril enmarca a la provincia en la zona donde las temperaturas se situaron entre -0,5 y -1,5 grados menos.

"No es nada raro, aunque lo parezca, lo que está ocurriendo", apunta Salguero

Eso sí, tranquiliza con sus predicciones para los próximos días: el verano está a la vuelta de la esquina. "Todo indica que la segunda quincena de junio será más cálida, con temperaturas más acordes para el principio del verano", explica, una estación que oficialmente se inicia el día 21. Así lo recogen las páginas de la AEMET o eltiempo.es. Este fin de semana, unos días después del 40 de mayo, se disfrutarán de 25 grados en Cádiz capital el sábado o 27 el domingo. Pero si son de los que se han quejado del frío y quieren pasar ya al calor en Villamartín y Alcalá de los Gazules, alcanzarán temperaturas más que veraniegas: 35 grados previstos para la dos de la tarde. El verano ya llega, al menos en las previsiones de la próxima semana.

Pero la sensación de frío de estos días, con poniente e incluso lluvia que han obligado a alargar el uso de ropa de abrigo y paraguas, contrasta con lo ocurrido justo hace un año. El 24 de junio de 2017, donde el termómetro llegó a marcar los 42,5 grados, fue el día de más calor en la provincia en los últimos cinco años y la Junta de Andalucía, desde el 19 de junio, dio como justificadas las faltas de los alumnos a los centros educativos, debido a la ola de calor en los últimos días de este mismo mes del año pasado. Aún se está a tiempo de que vuelva a ocurrir. Según explica la AEMET, en su predicciones para las próximas tres semanas las temperaturas tienden a aumentar de forma generalizada en todo el país aunque es probable que continúe el viento de poniente en el litoral andaluz que ayer aún mantenía sensación de fresco.

El meteorólogo gaditano explica que "la configuración atmosférica que estamos teniendo, impide la llegada de aire cálido procedente de latitudes más al sur". "Las borrascas situadas en el Atlántico, muy cercanas a la península, son las responsables de aportarnos flujos húmedos y frescos y esa ha sido, salvo alguna excepción, la tendencia de toda la primavera". "No es nada raro, aunque lo parezca, lo que está ocurriendo ya que en meteorología todo es dinámico y por ello que no siempre ocurra lo mismo, de ahí que no tengamos inviernos o veranos iguales de un año para otro", añade. "Aunque es la tendencia que llevamos desde hace mucho tiempo, esta puede romperse en cualquier momento y así parece que será, ya que todo indica que la segunda quincena de junio será más cálida, con temperaturas más acordes para el principio del verano".

En cuanto a la lluvia, ha sido una primavera muy normal, asegura, ya que ha llovido lo esperado para este período de tres meses. "Sí hay que resaltar las abundantes tormentas, ya que el origen de las lluvias no ha sido en muchos casos por frentes atlánticos, como es más habitual, sino por formación de tormentas debido a aire muy frío que teníamos en altura". A fecha del 4 de junio, el agua embalsada en los pantanos de Cádiz alcanzaban los 1.398 hectómetros cúbicos y estaba al 76,77% de su capacidad. En 2017 estaba por la misma fecha al 55,08%.

Sobre el verano, dice que es imposible saber cómo será "ya que no se pueden hacer predicciones fiables a tan largo plazo, pero todo es cuestión de tiempo y el calor llegará durante las próximas semanas", incide. La bajas temperaturas de hasta ahora no han afectado a las reservas, explicaba el presidente de Horeca, Antonio de María. Mientras se trabaja para que las playas estén a punto después de los fuertes temporales.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios