Provincia

La lucha de la Agencia Tributaria contra el fraude

  • El organismo destina el 80% de sus recursos a intentar eliminar la economía sumergida en Cádiz

Mientras los índices de paro en la provincia siguen disparándose, desde los organismos oficiales se continúa una dura pelea que afecta directamente a la salud financiera en Cádiz: la economía sumergida.

Ayer, el delegado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en Cádiz, Ignacio Martínez Casas, aseguraba que "el 80% de los recursos" del departamento que dirige se destinan a la lucha contra la economía sumergida. Así lo pronunció Martínez Casas durante su participación en el ciclo Desayunamos con", organizado ayer por el Colegio de Graduados Sociales de Cádiz.

Tras la presentación, a cargo del presidente del Colegio, José Blas Fernández, el invitado explicó los pormenores de la Delegación que dirige "en una provincia compleja, tanto por su situación socio-económica, como por la presencia de puntos de control aduanero importantes, especialmente en el puerto de Algeciras", explicó a este periódico el propio Fernández.

Añadió que el responsable de la Agencia Tributaria en la provincia de Cádiz destacó el papel de colaboración "importante que juegan los colegios profesionales, como el de graduados sociales, en la lucha contra el fraude y la correcta aplicación de las políticas tributarias" y, en este sentido, señaló la importancia de la formación y cualificación de los profesionales que asesoran a las empresas en materia fiscal "para luchar juntos contra el intrusismo".

Después de explicar de manera detallada cuáles son los principales cambios de la Reforma Fiscal 2015-2016, el ponente abordó, en el turno de preguntas, cuestiones como el impacto de la economía sumergida, con un peso importante en la provincia. "Hay muchas medidas, e instrumentos también, y de hecho, la Agencia Tributaria destina en esta provincia el 80% de sus recursos a la lucha contra la economía sumergida", precisó Martínez Casas que cree, no obstante, que éste es un tema en el que subyace "un déficit de educación en materia de cultura tributaria y de responsabilidad".

José Blas Fernández también explicó que, en el debate, se trataron asuntos como "el colapso judicial que vivimos, que hace muchas veces que asuntos de fraude fiscal que deberían ser juzgados rápidamente, se eternicen. De hecho, hoy se están viendo en sede judicial asuntos de los años 80 y 90, se están llamando a inspectores con más de 80 años para preguntarles por asuntos que investigaron hace 20 años, y eso no puede ser", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios