Provincia

En libertad la estudiante detenida en 2005 por presunta vinculación a ETA

El 8 de febrero de 2005 fue detenida en Cádiz por su presunta vinculación con la banda terrorista ETA y ahora ha sido absuelta de la acusación a no encontrarse pruebas de esa vinculación. Ixone Fernández Bustillo era estudiante de la Universidad de Cádiz y fue detenida al considerarse que colaboraba con ETA recabando información sobre algunos posibles objetivos de los terroristas, entre los que estarían la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; Rafael Román, Aurelio Sánchez o Patricia Ibarra, entre otros políticos.

En aquella operación que dirigió el juez Baltasar Garzón fueron detenidas otras trece personas, pero solo doce (incluida Ixone Fernández) han sido juzgadas. Ahora, la Sección Tercera de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a cuatro de ellas, dejando en libertad a las otras ocho.

Los condenados, con una pena de seis años de prisión, han sido Ana Itxaso Güemes, María Anunciación Alonso, Pagoa Zulueta y Annitz Eskisabel; todos ellos se les imputa un delito de colaboración con organización terrorista.

Por su parte, junto a Ixone Fernández Bustillo han sido absueltos Arkaitz Hormaeche, Alaitz Arteche, Asier Burgaleta, Ángel Alkalde y Mikeldi Díez al considerar el tribunal "que no se ha podido acreditar que los acusados pertenecieran a ETA ni que llegaran a colaborar con la banda", según informa Europa Press. Junto a ellos, Eneko Pérez y Koldo Rosado también han quedado en libertad ya que al término del juicio la fiscal Dolores Delgado retiró la acusación que pesaba contra ellos.

En el juicio, que quedó visto para sentencia el pasado 20 de enero, la fiscal pedía condenas de entre seis y nueve años para los diez acusados -una vez retirados los cargos de estos dos últimos-, al considerar que todos ellos "formaban parte de los oídos y la boca de ETA, son los que captan o determinan las personas que pueden ser captadas para la banda o los que dan informaciones sobre posibles objetivos". "Son la gente que hace que ETA pueda seguir matando", añadía el Ministerio Público.

Precisamente, Ixone Fernández Bustillo llegó a reconocer en el juicio que había recabado fotos de políticos, entre ellos la alcaldesa de Cádiz, a partir de recortes de prensa. La joven absuelta afirmó que llevó a cabo estas prácticas mientras estudiaba en Cádiz y después de haberse reunido en Santurce (Vizcaya) con la etarra Oihana Garmendia en el año 2002, cuando se comprometió a colaborar "viendo la situación que estaba sufriendo Euskal Herria", llegó a decir en el juicio.

La detención de esta estudiando en el año 2002 provocó cierta intranquilidad en la ciudad. Los hechos se produjeron en la noche del 8 de febrero, cuando Ixone Fernández salía del cine de la plaza del Palillero (lo que hoy es Sfera). Estudiaba en la facultad de Ciencias del Mar desde el año 2000, y las reacciones en la Universidad de Cádiz se produjeron al conocer los hechos, donde incluso aparecieron pintadas en contra de la detenida.

Los vecinos del piso que ella ocupaba mientras estudiaba en Cádiz también mostraron su asombro al conocerse su detención. Ella vivía en el número 2 de la calle Pintor Justo Ruiz Luna, y sus vecinos la describieron como una persona "poco habladora y educada".

Además, otra de las vinculaciones con la provincia gaditana venía por su tío José Antonio Fernández Hernando, un terrorista encarcelado en Puerto 1.

Ahora, después de más de cuatro años, Ixone Fernández Bustillo ha sido absuelta de los cargos que se le imputaban junto a otros siete detenidos en 2002.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios