Provincia

A prisión al conductor ebrio que atropelló a un menor de 9 años en JerezGolpe a la pesca de trasmallo en el litoral de Chipiona

  • El autor, detenido tras darse a la fuga, quintuplicó la tasa de alcohol y dio positivo en drogasLa Guardia Civil desmonta más de 50 metros de redes frente a Costa Ballena

El Juzgado de Instrucción número 1 de Jerez decretó el ingreso en prisión para el hombre de 34 años detenido tras tener un accidente en el que el vehículo que conducía colisionó con un ciclomotor en el que viajaban un padre con su hijo de nueve años, que le ha costado la amputación de parte de una pierna al menor. El detenido quintuplicaba la tasa de alcoholemia y dio positivo en hachís y cocaína.

La intervención se inició en la mañana del 3 de mayo cuando un hombre se dio a la fuga tras realizar una maniobra temeraria y un giro prohibido, mientras conducía su turismo en las confluencias de las calle Cuesta de la Chaparra y Calzada del Arroyo.

El vehículo impactó con una motocicleta que circulaba correctamente por la misma vía conducida por un padre que llevaba a su hijo menor de edad como pasajero. Los agentes encontraron al menor con heridas muy graves por un severo aplastamiento en una de sus extremidades inferiores, mientras que el padre se encontraba aturdido pero sin lesiones físicas graves.

Los servicios médicos trasladaron a los heridos hasta el hospital Jerez, siendo horas más tarde derivado el menor al hospital Puerta del Mar de Cádiz debido a la gravedad de las lesiones, que han obligado a los cirujanos a amputar parte de la pierna más afectada.

Según los testigos oculares, el autor emprendió la huida sin prestar auxilio a los afectados, aunque la Policía localizó poco después el vehículo con un fuerte golpe en uno de los laterales de su parte delantera, en el que incluso se podían apreciar restos de sangre. Tras las pruebas de alcohol y drogas, el Juzgado dictó el inmediato ingreso en prisión comunicada y sin fianza del detenido.

La Guardia Civil desmontó la semana pasada más de 50 metros de trasmallo que estaban colocados a escasos metros de la costa de Chipiona, en la zona de Costa Ballena. La colaboración ciudadana fue fundamental para que los agentes localizaran estas redes, que están prohibidas ya que infringen la Ley 1/2002 de ordenación, fomento y control de la pesca marítima, el marisqueo y la acuicultura marina, por la utilización de un arte de pesca de uso profesional sin autorización. Los propios agentes tuvieron que meterse en el mar para desmontar este arte de pesca ilegal, ya que suponía un serio peligro para los usuarios de la playa. Tanto el Ayuntamiento chipionero como el grupo ecologista local CANS y la Asociación de Mariscadores a pie de Corral 'Jarife' han aplaudido la labor de los agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios