Provincia

El acusado del crimen de Arriate queda en libertad restringida y no podrá acercarse al pueblo

  • Permanecerá en un piso tutelado, en el que estará vigilado durante las 24 horas

Ayer fue la segunda jornada del juicio por el crimen de Arriate (Málaga). El juzgado que dirime el asesinato de María Esther Jiménez dispuso el alejamiento del pueblo del menor acusado de su muerte y su paso a un piso tutelado en el que tendrá libertad restringida. La decisión fue adoptada por el Juzgado de Menores número 1 debido a que justamente ayer venía el plazo de internamiento de nueve meses, que es el tope que marca la legislación.

Su defensa pretendía que quedara en libertad, mientras que la acusación particular y la Fiscalía coincidieron en pedir su cambio a un piso tutelado. Finalmente el juez se decantó por esta medida cautelar que se aplicará al menor R. V. R., de 17 años, hasta que se dicte sentencia. El auto judicial justifica este régimen "semiabierto" -según la defensa- o de "libertad restringida" -según la acusación- en la gravedad del delito y en la pena solicitada. La Fiscalía y la acusación particular solicitan que el acusado sea condenado a ocho años de internamiento y a luego a cinco de libertad vigilada.La medida supone que el menor permanecerá en un piso tutelado controlado por su personal las 24 horas.

El abogado del joven, Andrés Gálvez, avanzó que recurrirá la decisión primero ante el propio Juzgado y después ante la Audiencia Provincial. El letrado también criticó la prohibición de acercarse al pueblo impuesta por el juez al menor. "No está condenado y debe respetarse la presunción de inocencia", dijo. Es más, vino a decir que la medida es excesiva y que si el problema es la Ley del Menor, "que se modifique la ley".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios