Provincia

El Zoobotánico acoge el nacimiento de una nueva cría de ocelote

  • Ya han nacido en las instalaciones jerezanas catorce crías de esta especie amenazada

La cría de ocelote, junto a su madre en el Zoobotánico de Jerez. La cría de ocelote, junto a su madre en el Zoobotánico de Jerez.

La cría de ocelote, junto a su madre en el Zoobotánico de Jerez.

El pasado día 26 de julio nació una cría de ocelote en el Parque Zoobotánico de Jerez. Según se indicó desde el Zoológico, "afortunadamente es una especie que se reproduce muy bien en nuestras instalaciones. Hasta la fecha han nacido un total de catorce crías de esta especie de una pareja que se formó en 2005 con una hembra procedente de España y un macho de Francia".

Las crías nacidas de esta pareja han sido enviadas a distintos zoos ubicados en Francia. Estos traslados son frecuentes y aseguran la variabilidad genética de los ejemplares que se reproducen, el responsable de cada EEP es el que designa el lugar al que se envían las crías. El programa EEP (European Endangered Species Program) es una serie de acciones a nivel que están destinadas a proteger las especies en peligro de extinción.

Como otros muchos felinos, el ocelote está amenazado aunque en comparación con la mayoría de las especies, su grado de amenaza es menor.

La última cría se desarrolla con normalidad y es observada continuamente por su madre. Los ocelotes viven en la instalación que está situada a las espaldas del lugar donde viven los chimpancés del Zoológico.

datos

Según datos del Zoobotánico de Jerez, el pelaje de este gato grande es de color ocre amarillento a amarillo anaranjado en zonas boscosas, más grisáceo en terrenos áridos; rayas y lunares marrones y negros repartidos por todo el cuerpo, en el dorso estas manchas toman forma de rosetas abiertas. Parte inferior blanca; cola anillada. El pelo se encrespa en la cruz y reposa en la parte superior del cuello.

Caza sobre todo mamíferos de mediano y pequeño tamaño; como zarigüellas, monos, murciélagos, incluso cérvidos pequeños. También comen reptiles (caimanes jóvenes, lagartos y serpientes) y los huevos de tortugas. Cazan aves y algunos son buenos pescadores.

El período de reproducción no está ligado a estaciones fijas del año. Las hembras tras unos setenta y cinco días de gestación paren de dos a cuatro cachorros. Son adultos las hembras al año y medio, los machos a los dos. Aunque en cautividad pueden vivir hasta los veinte años en libertad esta edad se reduce.

Suele vivir en parejas y está en constante contacto vocal con su compañero. Generalmente son de hábitos nocturnos, pasando la mayor parte del día durmiendo en las ramas de los árboles o escondidos entre la vegetación.

El hombre lo persiguió demasiado, como a otros felinos, debido a su hermosa piel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios