Provincia

"Vamos a seguir luchando para que el Gobierno cambie la Ley del Menor"

  • Los padres de la niña asesinada hace nueve meses en Arriate reclaman que se establezca la cadena perpetua en determinados delitos porque dicen que la pena legal máxima es "mínima" para castigar una muerte

Comentarios 5

Sencillos, enteros, humildes. Los padres de María Esther Jiménez, la niña asesinada en enero pasado en Arriate, hablan con este Diario. Escogen hacer la entrevista en la Ciudad de la Justicia de Málaga, un lugar con el que han tenido que familiarizarse y donde hoy empieza el juicio por la muerte de su hija.

-¿Como afrontáis el juicio?

María del Carmen Villegas: -Mal.

Juan Jiménez: -Para el juicio de la muerte de tu hija uno no está nunca preparado.

MCV: -Como tampoco sabes lo que va a decir [el acusado]. Porque viendo el caso de Marta [del Castillo]... ¿Qué hacen? Mentir... Y encima tener que verle la cara.

-¿Conocéis al acusado?

JJ: -No, ni a él ni a su familia.

-¿Qué esperáis del juicio?

JJ: -Justicia, que le den la máxima pena. La pena máxima actualmente son ocho años [de internamiento] más cinco de libertad vigilada, pero para nosotros eso no nos compensa, es una pena mínima. La pena máxima para nosotros sería que estuviese recluido para toda la vida.

-La Fiscalía ha pedido la pena máxima, lo mismo que vosotros.

MCV: -Gracias a Dios está de acuerdo con nosotros la Fiscalía. Le agradecemos que esté con nosotros, sobre todo después de todos los casos que está habiendo.

-¿Estáis en contacto con otras familias que afronten casos como el vuestro?

JJ -Hemos estado en contacto con los padres de Sandra Palo.

-¿Cómo veis la Ley del Menor?

JJ: -Nosotros tenemos una campaña de recogida de firmas para que cambien la Ley del Menor. No puede ser que los menores estén matando y que tengan condenas mínimas. Nosotros pedimos cadena perpetua porque no puede ser que se vayan de rositas. Porque después de los ocho años [de internamiento] más los cinco de libertad vigilada salen limpios como si no hubieran matado una mosca. Ahora la pena máxima son ocho años y nosotros queremos que exista cadena perpetua para violaciones, asesinatos, secuestros. No solo para los menores, sino para todos. En el caso de Mari Luz, asesinan a una niña, le echan 25 años, pero después, a la calle.

MCV: -Los criminales, los asesinos, los violadores hacen lo que les da la gana. A una criatura que roba para comer un kilo de pan le echan tres o cuatro años, casi igual que a un menor que ha quitado una vida. Creo que eso no es normal.

-¿Tenéis apoyo psicológico?

MCV: -No. Lo más difícil es que nuestra hija pequeña, de seis años, quiere que vuelva su hermana. Nos pregunta si va a venir por su cumple... Le dices que no puede venir, que está en el Cielo. Y la mayor, de 13 años, viendo el caso de Marta [del Castillo] se hunde más. A mí el médico de cabecera me ayuda y tomo pastillas para dormir. Tengo ansiedad. Hay días que solo me levanto porque tengo la niña pequeña. Ella nos da ánimo. Tenemos que seguir adelante, aunque muchas veces no tengamos ganas. Tenemos que seguir viviendo, aunque sea difícil y nos cueste trabajo porque sabemos que por mucho que hagamos, nada nos va a devolver a nuestra hija. ¿Cuántos años nos quedan por vivir así? Y este niño dentro de siete u ocho años va a salir, pero ella no va a salir nunca más. Por eso creo que ya que le ha quitado la libertad de vivir a mi hija, debería pagarlo con su libertad. Es justo que no saliera nunca más. ¿Ella no está encerrada?

-¿Cuántas firmas lleváis por la reforma legislativa que pedís?

JJ: -Tenemos unas 60.000.

MCV: -Por internet también están firmando algunas personas.

-Se comentó que ibas a desistir de seguir reuniendo firmas.

JJ: -No, no desistimos.

MCV: -Lo que pasa es que ahora estamos en paro.

JJ: -Es que hace falta dinero para ir a recoger firmas, pero desistir no. Porque vamos a seguir luchando a ver si el Gobierno hace algo y de una puñetera vez cambia la Ley.

MCV: -Yo tengo mi hija de seis años y cuando tenga la edad de la hermana [María Esther] ¿qué hago? ¿la tengo encerrada? El miedo siempre lo vamos a tener.

-¿Estáis citados como testigos?

MCV: Si, mañana [por hoy], pero no sabemos cómo va la cosa.

JJ: -Vamos a estar los tres días del juicio.

MCV: -Tenemos que estar aquí. Sobre todo por ella. Y además porque es luchar por otros. Sabemos que ahora viene lo más fuerte. Verle la cara. No sé las fuerzas hasta dónde nos llegarán porque ahora hay que remover todo después de varios meses. Todos los días tienes que tragarte muchas lágrimas y sentimientos. No sé como estaremos mañana [por hoy].

JJ: -Sentimos el respaldo de Arriate. El lunes hubo una concentración y acudió mucha gente.

-Tras la muerte de María Esther os fuisteis a Paterna de Rivera, ¿Vais a seguir allí?

JJ: -Por lo pronto vamos a seguir allí. Aquí ya no nos queda nada.

MCV: -Solo malos recuerdos.

-Vinisteis a Arriate por trabajo. ¿Tenéis trabajo ahora?

MCV: -Yo he agotado el paro.

JJ: -Yo todavía tengo paro. Unos 600 euros para todos los gastos.

-¿Qué habeis hecho hoy [por ayer]

MCV: -Despidiéndonos de amigos en Arriate porque el viernes, tras el juicio, nos volvemos a Paterna.

-¿Queréis decir algo más?

MCV: -Que se haga Justicia y que estos casos no pasen más. Que Dios y ella nos den fuerzas para tirar adelante y que su muerte no quede impune.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios