Provincia

La Sierra se engalana como un vergel para celebrar la festividad del Corpus Christi

  • El de Zahara de la Sierra, el más antiguo, y el del El Gastor concitan numerosas visitas

La Sierra se echó ayer a la calle para celebrar los numerosos Corpus Christi de sus municipios en una jornada con buenas temperaturas que acompañaron a vecinos y visitantes, que no quisieron perderse esta cita.

Con más de 500 años de tradición, el Corpus de Zahara de la Sierra fue uno de los más concurridos de la comarca, doblando el número de visitantes respecto al año pasado. "Hacía años que no se veía a tanta gente de fuera quedarse después de la procesión para disfrutar del municipio", reconocía el alcalde, Juan Nieto, que realizó una valoración muy positiva de esta festividad.

Y es que el Corpus de Zahara de la Sierra es el único de la provincia declarado fiesta de Interés Turístico Nacional por su larga tradición histórica. Así que, como años anteriores, el Consistorio volvió a articular bolsas de aparcamientos alternativas para organizar la afluencia de visitantes.

También los negocios locales y alojamientos estaban llenos con motivo de este evento de carácter religioso y festivo. La población zahareña disfruta hoy de un día de fiesta local, que se coronará a las ocho de la tarde con la salida procesional de Nuestra Señora del Rosario.

Otro de los municipios que concita cada año la visita de decenas de visitantes es El Gastor. La localidad se convirtió en todo un vergel de flores para celebrar su Corpus, fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Esta tradición adquirió a partir de 1747, coincidiendo con la finalización de la construcción de la iglesia, la relevancia de la que goza hoy día.

La festividad deja estampas tan singulares como el cortejo de pastores y labriegos que acompañan a la procesión ataviados con trajes inspirados en el siglo XVIII, los altares dispuestos por el recorrido o los sonidos de instrumentos locales como la gaita gastoreña. Durante esa misma jornada la música fue de nuevo protagonista con actuaciones en la plaza de la Constitución y en el salón de usos múltiples, además de con el Certamen de Gaita Gastoreña, instrumento musical de viento y de fabricación artesanal en la localidad.

Otros muchos municipios de la comarca serrana se sumaron a la celebración del Corpus. Algodonales, Villamartín, Bornos y Olvera fueron algunos de ellos.

Villamartín se engalanó con cinco altares distribuidos por el recorrido de la procesión que levantaron las distintas hermandades. Además, hubo otro altar del Consejo de Hermandades en la fachada del Ayuntamiento.

El municipio de Olvera también vivió por todo lo alto una de sus festividades grandes del calendario, que reúne en la calle a decena de vecinos.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios