Provincia

La Policía detiene a Dávila Ouviña por supuesto fraude en ayudas de Industria

  • La operación, a instancias de la orden de un Juzgado de Cádiz, se produce ocho meses después de la denuncia presentada por la Junta · Junto al empresario gallego hay de momento siete detenidos más

El empresario gallego Alejandro Manuel Dávila Ouviña fue detenido en la tarde del pasado jueves en su población natal, A Pobra do Caramiñal (La Coruña) en el transcurso de una operación en la que intervino la Policía Nacional y, al parecer, la Agencia Tributaria.

Según los pocos datos que han trascendido, ya que se ha decretado el secreto de sumario, el dispositivo policial se inició por la mañana y acabó a última hora de la tarde. Por el momento, junto a Dávila Ouviña, habría otros siete detenidos, según confirmaron a este periódico fuentes de la Policía en La Coruña. La operación continúa abierta y tampoco se sabe cuándo pasarán a disposición judicial. Estas mismas fuentes también confirmaron que la orden de detención partía de un Juzgado de la capital gaditana.

Al parecer, se acusa a este empresario de presunto delito de fraude por las ayudas solicitadas y recibidas por el Ministerio de Industria con cargo a la Orden de Reindustrialización de la Bahía de Cádiz. Hay que recordar que el Ministerio de Industria publicaba en el BOE un anuncio en el que se requería a Dávila Ouviña el reintegro de 14,5 millones de euros por no haber destinado las subvenciones para el fin solicitado, esto es, la creación de empresas y empleo. Pero no daban con su paradero. Ayer, ocho meses después de que la Junta presentase una denuncia ante la Fiscalía de Sevilla y el Banco de España por supuestas irregularidades en estas subvenciones, se producía la detención.

En su edición de ayer viernes, La Voz de Galicia daba cuenta de ello. El periódico gallego explicaba la desarticulación de una presunta trama en la que "se podrían haber estafado al Estado unos 22 millones de euros", y en la que el empresario pobrense Alejandro Manuel Dávila Ouviña es el supuesto cabecilla. En la intervención policial se habría incautado documentación, material informático y dinero en metálico.

Desde primera hora de la mañana del viernes, una veintena de agentes de la Policía Nacional se desplazaron desde A Coruña al municipio -según La Voz de Galicia- para comenzar a registrar oficinas y pisos vinculados al presunto cabecilla. En concreto, la investigación se centró en la gestoría que el detenido dirigió durante años en el centro de la villa y en un piso de la calle Carlos Montenegro que, al parecer, es propiedad de sus suegros y que utilizaba para almacenar documentos. La operación no se cerró hasta entrada la noche.

Dávila Ouviña es, al parecer, muy conocido en A Pobra ya que, además, trabajó en una sucursal bancaria, por lo que los registros realizados ayer durante todo el día por agentes de la Policía Nacional causaron una gran expectación entre los vecinos de la localidad. Cabe destacar, además, que muchos paseantes se sorprendían al percatarse de que el rótulo de la gestoría propiedad del detenido lucía un cartel con un nombre distinto.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios