Provincia

Pesar compartido por Emilio

  • Más de medio millar de personas, entre conocidos, compañeros del instituto y vecinos, acompañaron ayer a la familia del joven asidonense que falleció al caerse haciendo 'parkour'

Más de medio millar de personas quisieron arropar ayer en Medina a la familia de Emilio Recio, el menor de 14 años que falleció a primera hora de la mañana del miércoles tras darse un golpe en la nuca el día anterior mientras practicaba 'parkour' en una escalera pública cercana al parque de El Caminillo.

El funeral y el posterior entiero contó con la presencia de centenares de vecinos de Medina y de otras personas llegadas de poblaciones cercanas, sobre todo de aquéllas en las que el padre de Emilio ha trabajado como profesor de adultos o de Primaria, como en el colegio Padre Muriel de Benalup.

Tenía las aficiones de cualquier chiquillo de su edad y era seguidor del Real Betis Balompié

Minutos antes de las cinco de la tarde, buscando las pocas sombras que había en el cruce de calles que hay junto a la parroquia de Santiago, los vecinos, en riguroso silencio, cabizbajos y con pesar en sus caras, esperaron la llegada de los dos coches fúnebres y el taxi donde llegaron los padres del pequeño. La madre, totalmente destrozada, llegó ayudada por su marido y por otra persona que la sujetaba por el brazo.

Del vehículo que portaba el féretro se sacó una corona de flores con un mensaje grabado en la cinta y en la que se podía leer: 'Tus padres y hermano no te olvidan'. En otras coronas podía leerse mensajes como 'Con cariño, tus tíos y primos', ''Manolo, Mercedes y tus primos Leo y Rafa no te olvidan', 'De tu primo Rafi que jamás te olvidará', 'Tu familia y amigos no te olvidan' y así hasta 12 coronas, algunas de ellas de los centros escolares del municipio, como Santiago el Mayor. A las coronas se unieron cuatro centros de mesa y un ramo de flores que fueron transportados en otro de los coches fúnebres.

Tras diez minutos de oración, el féretro regresó a uno de los coches fúnebres, que muy despacio tomó la calle La Loba y la plaza de España, pasando por debajo del arco de la Casa Consistorial, cuyas banderas ondeaban a media asta en señal de luto oficial. Se siguió por la plaza de la Libertad y la calle Pablo Iglesias hasta llegar a la calle Vejer, en la que se encuentra el cementerio católico. En ese recorrido de aproximadamente un kilómetro un familiar nos relatataba que Emilio era "un chiquillo que tenía las mismas aficiones que otro de su edad, con sus videojuegos, la Play y su afición alBetis". "Le dije mil veces que se cambiara de equipo, que se hiciera del Barcelona, pero no había forma de convencerlo", lamentaba visiblemente entristecido y al tiempo que confirmaba que la familia había donado todos los órganos del pequeño. Durante el camino al camposanto relataba que en el accidente había habido "mucha mala suerte". "Resbalaría, suponemos, aunque eso lo dirá la autopsia", concluía.

Minutos antes del sepelio, el alcalde de Medina, Fernando Macías, lamentaba esta pérdida e incidía también en la "mala suerte" como motivo del accidente. "Hemos tenido el fallecimiento de una persona muy joven y muy querida en el pueblo, y de una familia a la que se aprecia mucho", reflexionaba antes de incidir en "la consternación que tenemos todos en unos momentos en los que es difícil tomar decisiones".

Preguntado sobre si el Ayuntamiento tiene aquí algún tipo de responsabilidad en el suceso, el alcalde expresó que el menor "estaba practicando un deporte que está de moda entre los jóvenes y en este caso ha sido mala fortuna". Y sobre si prevé prohibir esta práctica deportiva en el municipio, Fernando Macías manifestó que desde el gobierno municipal "no podemos prohibir determinadas prácticas y menos un deporte que está tan de moda en la juventud". "Lo hemos pensado, evidentemente, pero lo que haremos a su debido tempo es lanzar una campaña para advertir de estos riesgos", añadió el alcalde antes de apostillar que lo que ahora toca es "pensar en la figura de este chico y en la lamentable historia que por desgracia ha protagonizado".

Hoy culminarán los tres días de luto oficial que han afectado al inicio de la Feria. Así, la tarde-noche del miércoles se cambió el programa de actos, saliendo las aspirantes a Asidonense Mayor Infantil y Juvenil, junto con sus cortes, desde el Ayuntamiento al recinto ferial, donde se encendió al alumbrado extraordinario. La única caseta que abrió al público fue la Municipal precisamente para llevar a cabo la designación de las representantes del municipio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios