Educación

Padres de niños con necesidades educativas especiales denuncian estar discriminados en el proceso de escolarización

  • Reclaman que los recursos de refuerzo se apliquen en los centros en los que sea necesario por la demanda

  • El sindicato Ustea expresa su "profundo desacuerdo" sobre el modo de actuar del Servicio de Planificación de la Delegación Provincial de Educación

Una imagen de un aula de Educación Infantil. Una imagen de un aula de Educación Infantil.

Una imagen de un aula de Educación Infantil. / D.C.

Comentarios 3

Padres de alumnos con necesidades educativas especiales, cuyos hijos accederán a la Educación Infantil en este próximo curso, han denunciado la "discriminación" que sufren a la hora de elegir centro escolar.

Se da la circunstancia de que las familias, cuando acuden a solicitar plaza en un centro,  se están encontrando con informaciones que les advierten  de que probablemente sus hijos no vayan a poder ser escolarizados en el centro elegido, sino en aquellos que tengan menos ratio de alumnos ya que al parecer es en los que se concentrarán los recursos para los niños con necesidades especiales. Incluso en algunos de los casos no se han llegado a recoger las solicitudes que los padres querían entregar.

Raúl, padre de  una niña en esta situación a la que quiere escolarizar en el mismo centro de Puerto Real al que acude su hermano,  se ha encontrado con este problema ya que en ese colegio no contaría con los recursos necesarios para su hija.

"No vemos justo que no podamos elegir el colegio que queremos para nuestros hijos, igual que el resto de familias, porque creeemos que se está sometiendo a nuestros hijos a una doble discriminación,  ya que estamos hablando de niños con alguna discapacidad".

Raúl denuncia que incluso en Puerto Real los centros concertados son los que acogerían a estos alumnos, cuando  todos los expertos recomiendan acudir a la educación pública precisamente por su mayor implicación con este tipo de situaciones.

Las familias afectadas en toda la provincia han creado un grupo de whatsapp y están en contacto, pendientes además que ser atendidos por la administración educativa. Según denuncian los padres, la Delegación Provincial de Educación está aplicando por primera vez este sistema de reparto de plazas en la provincia, en virtud de una ley aprobada en 2011, según la cual  será una comisión la que determine finalmente dónde serán escolarizados estos niños en función de la ratio y del reparto de los recursos disponibles.

Los padres de niños con necesidades educativas especiales quieren tener los mismos derechos que el resto de las familias. Los padres de niños con necesidades educativas especiales quieren tener los mismos derechos que el resto de las familias.

Los padres de niños con necesidades educativas especiales quieren tener los mismos derechos que el resto de las familias. / D.C.

El sindicato de enseñanza Ustea  ha querido expresar también su rotundo desacuerdo sobre el modo en el que está actuando el Servicio de Planificación de la Delegación Provincial de Educación de la Junta de Andalucía. 

El sindicato confirma que este año decenas de centros de Infantil y Primaria de la provincia de Cádiz no tienen reserva de plazas para el alumnado con necesidades educativas especiales, alumnos con trastornos como parálisis cerebral, espectro autista, síndrome de Down, dificultades motoras, trastornos disruptivos e incluso otras situaciones más leves.

Con el periodo de matriculación en marcha, han llegado hasta el sindicato muchas quejas de padres y madres porque desde los centros se les decía que era probable que sus hijos no entrasen en el colegio elegido.

Según este sindicato el Servicio de Planificación de la Delegación de Educación de Cádiz envió el pasado 14 de marzo un correo electrónico a los centros educativos en el que se dice que existe la obligación de recoger la matrícula, dado que con anterioridad en algunos centros estas solicitudes fueron directamente rechazadas. 

Los principales problemas pueden aparecer en colegios sin plazas reservadas para alumnos con necesidades especiales, pero con hermanos matriculados en el centro, o cuando el colegio al que se le envíe esté muy alejado del domicilio, aunque estos criterios no están todavía claros ni para las familias ni para los centros.

Ustea Cádiz asegura que seguirá trabajando "para que el alumnado con necesidades educativas especiales no sea colocado en los centros educativos como si fueran piezas de un puzzle nacido de la falta de recursos económicos. Creemos que los padres y madres de niños con Necesidades Educativas Especiales deben tener el mismo derecho a matricular a sus hijos en su centro de referencia que el resto de padres y madres y que la administración educativa ha de proveer lo necesario para la correcta inclusión y escolarización de este alumnado. Todo lo demás es parchear y elevar el remiendo a la categoría de norma", concluyen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios