Provincia

El Obispado pide un plan de seguridad ante la previsión de la llegada de miles de personas

El director del Secretariado de Hermandades, Alfonso Caravaca, mostró ayer su preocupación por la seguridad que rodeará al vía crucis del 7 de julio, ante la previsión de que sean miles de personas "las que se concentren en un espacio relativamente tan limitado", en referencia a parte del casco histórico por donde transcurrirá todas las salidas de los 16 pasos.

Hasta el momento, la organización del vía crucis ha mantenido dos reuniones con el Ayuntamiento, destacando ayer Caravaca "la colaboración que hemos encontrado en el alcalde". Y avanzó el responsable diocesano de las cofradías que se está trabajando también con la Subdelegación del Gobierno para elaborar un plan concreto en el que participen las fuerzas de seguridad del Estado, siendo la preocupación en este asunto el próximo relevo que se va a producir tras la llegada de Pedro Sánchez al gobierno central (que conllevará en las próximas semanas el nombramiento de un nuevo subdelegado).

El Secretariado tiene ya constancia de la llegada de sesenta autobuses exclusivamente por parte de las hermandades participantes a la ciudad, por lo que se espera que sean más de un centenar los que vengan ese día, "ya que estamos recibiendo llamadas desde ciudades como Madrid o Ciudad Real", apuntó el secretario, Emilio Bienvenido.

Lo que sí se ha decidido ya en materia de seguridad es la activación del centro de coordinación que funcionó la pasada Semana Santa y durante la magna mariana del pasado año en el centro municipal del Palillero, en el que distintas delegaciones municipales y cuerpos y fuerzas de seguridad y sanitarias coordinan en común el desarrollo de la procesión extraordinaria.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios