Provincia

La Junta defiende que la gestión en los pantanos evitó una inundación mayor

  • Medio Ambiente dice que no llovía tanto en la campiña y la Sierra desde 1946

  • El cauce del Guadalete baja un centímetro a la hora y no se prevé que las próximas lluvias provoquen crecidas

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Ángel Acuña, informó ayer que las últimas lluvias registradas en la provincia de Cádiz han contribuido a que el volumen de agua almacenada en los pantanos roce ya el 70% de capacidad (69,5%) con 1.265 hectómetros cúbicos, frente a los 1.081 que tenían hace un año.

Acuña hizo este balance durante una visita al pantano de Bornos (en la imagen superior), que en estos momentos se encuentra al 82,5% de su capacidad y no desembolsa agua desde el miércoles por la mañana. Allí, Acuña recordó la importancia que tiene la gestión de los embalses para regular el caudal de agua que llega a las poblaciones y así evitar avenidas y anegaciones mucho mayores.

El delegado también hizo hincapié en que "los pantanos no tienen responsabilidad alguna en las inundaciones, sino que por el contrario han sido los que han logrado que esas anegaciones no haya sido peores a pesar de las intensas lluvias que han superado todas las previsiones".

Acuña puso precisamente como ejemplo la situación del pantano de Bornos al que le estaban entrando 700 metros cúbicos por segundo cuando estaba casi al 90% de su capacidad, y que ha estado desembolsando 100 metros cúbicos por segundo. "Eso quiere decir que hay 600 metros cúbicos que se están quedando dentro del pantano para poder ir soltándolos poco a poco, evitando que lleguen de golpe a la campiña de Jerez. Pero para que podamos hacer esa suelta de agua controlada es fundamental que el pantano no esté totalmente lleno y tenga una zona de seguridad con la que poder absorber la siguiente avenida de agua y que no llegue directamente", recalcó el delegado, que quiso añadir que "si el pantano de Bornos no hubiera existido, o el de Arcos, a Jerez y a sus campos le hubieran llegado 700 metros cúbicos por segundo, y el daño se hubiera multiplicado por siete".

Precisamente, Acuña afirmó ayer que la Campiña de Jerez y la Sierra han estado recibiendo unas precipitaciones "históricas". Y dio datos. Destacó "los 247 litros por metro cuadrado registrados en Jerez entre el 1 y el 19 de marzo" y añadió que algo así "no se conocía desde el año 1946". También, que en ese mismo periodo en la Sierra de Cádiz han caído 1.132 litros, "por lo que si lo comparamos con el año 2010, cuando en esa zona cayeron 900 litros, podemos afirmar que pese a que ha llegado mucha más agua las consecuencias de esas lluvias han sido mucho menores que entonces". Acuña añadió que "esto es consecuencia de que se ha hecho previamente un trabajo muy importante de limpieza del Guadalete y de los arroyos del término de Jerez, con una inversión que roza el millón".

Por otra parte, el caudal del río Guadalete bajaba ayer de cota a razón de un centímetro a la hora. La previsión es buena y tan sólo se espera que las lluvias previstas a partir de hoy no provoquen una nueva crecida. El río había bajado ayer 34 centímetros, manteniéndose en 5,21 metros de altura a las 19:00 horas a su paso por La Cartuja, si bien sigue ubicándose dentro de la zona de alerta naranja. Valga recordar que la situación de desbordamiento masivo (y no puntual como ahora) se ha calculado en los seis metros de altura.

En lo que se refiere a los pantanos, Bornos ha alcanzado los 167,25 hectómetros cúbicos. En similar situación se encuentra el contraembalse de Arcos (al 89,5% de su capacidad) que ayer mantenía de forma estable y sin fuertes incrementos puntuales 13 hectómetros cúbicos.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios