Provincia

Hacienda amenaza a 25 ayuntamientos por incumplir los planes de ajuste

  • Les advierte de una nueva intervención por parte del Ministerio que podría llegar incluso a disolver la Corporación

  • Los plenos municipales deberán aprobar más medidas reguladoras

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, tras una comparecencia. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, tras una comparecencia.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, tras una comparecencia. / juan carlos hidalgo / efe

El día de la cabalgata de Reyes, el pasado 5 de enero, 25 ayuntamientos de la provincia de Cádiz recibieron una carta de cuatro folios, pero del ministro de Hacienda. En ella, Cristóbal Montoro lanzaba una nueva advertencia: si no enderezan el rumbo al que en su día fueron dirigidos a través de planes de ajuste, podrán ser intervenidos por el Ministerio. Hasta el punto, incluso, de ser disueltos. Según ha podido saber este periódico, se trata de Alcalá de los Gazules, Algeciras, Algodonales, Los Barrios, Cádiz capital, Conil, Chiclana, Chipiona, Jerez, Medina-Sidonia, El Puerto, Puerto Real, Rota, San Fernando, Sanlúcar, Ubrique, Vejer y Benalup, además de otros siete municipios de menor población. Todos ellos, salvo la capital y Chiclana, incumplen además el periodo medio de pago a proveedores.

En relación con este asunto, hay que recordar que fue el primer aviso de Hacienda no hace mucho tiempo. Entonces, en otra carta, Montoro alertaba del incumplimiento de los consistorios de ese periodo medio de pago, cuyo límite está marcado en 60 días (30 días a partir de recibir la factura), y se informaba a los alcaldes de que si no reducían esa marca, podrían ver retenida la Participación en los Ingresos del Estado (PIE), en caso de que ya no la tuvieran embargada.

En el caso de la capital gaditana, según ha podido saber este periódico, la advertencia ministerial se produce al parecer porque no tiene el suficiente remanente de tesorería al que se había comprometido.

Es ahí donde radica el problema para el Ministerio. Todos aprobaron en sus respectivos plenos unos planes de ajuste que, al parecer, no han puesto en marcha para aprobar las medidas necesarias y cumplir sus compromisos. Como publicaba ayer el diario El País, Hacienda detalla en la carta que la aprobación plenaria de esos plenos de ajuste era la condición para que pudieran tener acceso a liquidez a través de los distintos planes que ofrecía Hacienda, como el Fondo de Ordenación, el de Liquidez Autonómica o los créditos para pagar a los proveedores. La delicada situación de los ayuntamientos gaditanos (ha sido advertido casi el 57% de los 44 consistorios de la provincia) ha hecho que esos planes, por lo que se desprende de la actitud del Ministerio, no se lleven a efecto. Ahora, por tanto, se amenaza con un control adicional de la Intervención del Estado e, incluso, con aplicarles las medidas más duras de la Ley de Estabilidad, que incluye la disolución de la corporación local. De hecho, la carta explica que "el incumplimiento del plan de ajuste conllevará la aplicación de las medidas coercitivas de la Ley de Estabilidad".

Ahora, según recoge esa Ley, los ayuntamientos que no cumplen, en este caso los 25 de la provincia, tendrán que aprobar un acuerdo de no disponibilidad de créditos cumplir con el ajuste económico. "En última instancia puede intervenir la corporación municipal y disolverla", dice la carta, según El País.

Pero Hacienda ofrece soluciones en su carta. La corrección de los planes de ajuste deberá conllevar nuevas medidas que se decidan en los plenos. Desde subir el IBI con una revisión catastral equivalente al 50% del precio de mercado a eliminar algunas de las bonificaciones y exenciones de sus impuestos locales. Además de reducir algunos de sus gastos.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios