alfonso rodríguez gómez de celis. delegado del gobierno en andaluc ía

"Nunca antes un Gobierno estuvo tan pendiente de Cádiz como éste"

  • "Con el contrato de las corbetas Pedro Sánchez ha llegado con un pan bajo el brazo"

  • "No relacionamos el aumento de pateras con la negociación del convenio pesquero"

De Celis posa al finalizar la entrevista que se realizó en el Salón de Plenos del Consorcio de la Zona Franca. De Celis posa al finalizar la entrevista que se realizó en el Salón de Plenos del Consorcio de la Zona Franca.

De Celis posa al finalizar la entrevista que se realizó en el Salón de Plenos del Consorcio de la Zona Franca. / fito carreto

Comentarios 2

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis inició su carrera política en el Ayuntamiento de Sevilla, donde fue teniente de alcalde durante siete años. Ahora, tras la moción de censura de Pedro Sánchez, el presidente, con quien le une una buena amistad desde el año 2008, le ha designado delegado del Gobierno en Andalucía. Tras su primera visita a la capital de la provincia concedió una entrevista a Grupo Jolyen la que repasó la actualidad y proyectos pendientes.

-¿Cuáles son sus sensaciones en estas primeras semanas en el cargo?

-Más que sensaciones estoy ante una situación muy vertiginosa, de intentar llegar en poco tiempo al máximo de ámbitos posibles, no sólo desde el punto de los temas a tratar sino desde la distancia geográfica, porque yo siempre digo que Andalucía es como un país, y por tanto intentar abarcarla en su totalidad en tan corto espacio de tiempo es complicado. Y luego está especialmente la provincia de Cádiz, donde, yo creo, se dan temas fundamentales en la política no ya andaluza, ni siquiera española, sino europea. Por eso tenemos que estar muy atentos.

-Me comentaba la pasada semana José Pacheco que ya le advirtió usted con motivo de su nombramiento que iba a tener mucho trabajo como subdelegado del Gobierno en la provincia por los condicionantes que tiene, tanto geográficos como socioculturales.

-Sí, Cádiz tiene unas peculiaridades especiales. Yo creo que todas las provincias andaluzas las tienen en mayor o menor medida, pero quizá por la época del año en que nos encontramos, en que los picos de llegada de inmigrantes aumentan mucho, sin olvidar los problemas que suelen ser habituales del Campo de Gibraltar con el tema de los narcos, pues todo se complica.

-¿Cómo recibió la noticia de la firma del contrato para la construcción de cinco corbetas para Arabia Saudí en las factorías gaditanas de Navantia?

-Lo primero que tengo que decirte es que Pedro ha llegado con un pan bajo el brazo para Cádiz. Ha sido una noticia muy feliz y muy celebrada por el Gobierno en su conjunto y estoy seguro que también por la sociedad gaditana. Las siete millones de horas que se van a invertir, los cinco años de trabajo garantizados, los casi 5.000 empleos indirectos y los más de mil directos que va a suponer para la provincia, en un lugar donde el desempleo golpea de manera muy dura y muy brusca, pues es muy importante. Si a todo esto le añadimos todo lo que ya se está realizando, todo el tema subacuático, todos los temas eólicos en el caso de Navantia, más lo que se está realizando también en relación a los BAM y a las embarcaciones relacionadas con el ejército que poco a poco esperamos que se vayan concretando, abre una ventana de oportunidad y esperanza para la sociedad gaditana y para la bahía.

-Y sin embargo, cuando los socialistas llegaron al poder se temió por estas tierras que la influencia de Podemos en Madrid, muy contrario a la firma de este contrato, hiciera tambalear el proyecto.

-Bueno, lo primero que tengo que decir es que nosotros somos un Gobierno de un único color. El Gobierno de España es socialista. Luego en el parlamento nuestro socio prioritario es Podemos, y además así lo defendimos durante todo el proceso de primarias internas, lo defendió luego el presidente cuando era secretario general y ahora lo estamos ejecutanto, son nuestros socios naturales, es la unión y la comunión de la izquierda para hacer frente a todo lo que tiene que ver en relación a materia digamos más legislativa, más de acuerdo parlamentario, pero el Gobierno es único, y por tanto nosotros siempre defendimos que este proyecto viniese a Cádiz. También es cierto que en Podemos no todas las voces eran unívocas, y en este caso el alcalde de Cádiz pues también defendió, en contra de la opinión de Pablo Iglesias, este proyecto.

-También confirmó el pasado jueves el Gobierno la creación de un Centro Único de Recepción de Inmigrantes que se construirá en Campamento, en San Roque. ¿Qué espera conseguir con esta medida tan reclamada desde hace muchísimo tiempo?

-En primer lugar, a mí me ha sorprendido mucho que en los siete años del gobierno del PP en este tema no se haya avanzado en nada, porque, igual que hay otros proyectos que provienen de la etapa anterior y se concretan ahora, en este otro caso hay que decir que es 100 por cien idea, materia y trabajo de este Gobierno. En concreto, de la Delegación del Gobierno y también de la Subdelegación. Fundamentado principalmente en una primera visita que hice casi sin avisar a Tarifa un fin de semana, porque quería comprobar cómo estaba sucediendo aquello, y pensamos que no podía seguir sucediendo por algunas variables que se daban. Y en ese momento empezamos a trabajar y a hablar con la Autoridad Portuaria de Algeciras, que hay que decir que ha estado siempre abierta y siempre colaborativa para que esto saliera, buscando un espacio digno, el cual hay que remozar para hacerlo ya completamente accesible a las personas que allí tienen que acoger, y cercano a un muelle para que no tengamos que estar con esos largos traslados que se producen desde los puertos donde desembarcan estas personas.

-Eso también le quería preguntar. ¿Será posible que en un futuro cercano se designe también un único puerto de desembarco de inmigrantes?

-Nuestra idea es esa. Que todo se realice en un mismo lugar, en Algeciras. Que allí se produzca el desembarco, la primera atención por parte de las ONGs, Cruz Roja principalmente, también la segunda atención en este caso por parte del Cuerpo Nacional de Policía, y que en el mismo espacio físico y en el mismo espacio de tiempo ponerlo a disposición de las ONGs. Hacerlo todo allí. Esa es la idea. Luego iremos viendo si es posible.

-Desde la crisis de los cayucos hasta el pasado año no había un flujo migratorio de tal calibre, ¿pensando maliciosamente, podría esto tener alguna relación con la negociación de un nuevo convenio pesquero con Marruecos?

-Todos los informes que nosotros tenemos nos dicen que no. Sin embargo sí puede estar ocurriendo que por el efecto globo, que si se aprieta por un lado se va hacia el otro, pues todo lo que está ocurriendo en Italia, con esa agresividad tan dura hacia las personas que vienen a buscar una vida mejor, pues puede ser que en el Norte de África esté derivando la salida más hacia España. De todos modos estamos en unos números parecidos a los del año pasado. Así que lo que ocurre es que los flujos migratorios existen, existen en todas las partes del mundo y por tanto hay que concebirlos no como un problema local, ni siquiera regional, sino global y al menos un problema europeo que es lo que Pedro Sánchez ha intentado hacer.

-La última y cerramos el capítulo migratorio. Salvamento Marítimo depende del Ministerio de Fomento. Ocurren situaciones como que una de sus embarcaciones recoja a personas prácticamente a una milla de la costa marroquí y los traigan hasta Barbate. Evidentemente hace una labor humanitaria, acude a una llamada de socorro, pero ¿no sería posible una mayor coordinación entre todos los elementos que participan en esta complicada ecuación?

-En eso estamos. Bien es cierto que Salvamento Marítimo tiene una labor humanitaria y no entiende de fronteras ni de límites marinos, si hay una llamada de emergencia, pues acude. Así que lo primero que hay que hacer con Salvamento Marítimo son dos cosas: la primera darle las gracias por todo el trabajo que realizan; y la segunda pues que nosotros tratamos de hacerles ver a Salvamento Marítimo la idoneidad de concentrar en un mismo puerto a todas las personas que rescatan porque la dignidad y el tratamiento a estas personas no concluye con el salvamento, después tienen un tratamiento que recibir, y tiene que ser lo más rápido, lo más efectivo y lo más eficaz posible, y por eso queremos concentrar en la zona de Algeciras.

-Le quería hacer un par de preguntas de ámbito político. Decía Susana Díaz que el hecho de que el PSOE gobierne en Madrid es bueno para Andalucía. Pero, ¿que Pedro Sánchez gobierne en Madrid es bueno para Susana Díaz?

-No me cabe la menor duda de que sí. El próximo día 23 se van a encontrar, van a repasar aquellos grandes temas que son importantes para Andalucía y también para España. Lo que ella siempre ha dicho es verdad, porque creo que cada vez que el PSOE ha gobernado en España a Andalucía le ha ido mejor. También tengo que decir que cada vez que los andaluces hemos aportado al gobierno de España nuestras mejores cabezas pues también le ha venido bien.

-¿Sus relaciones personales con la ejecutiva provincial del partido qué tal son?

-Pues muy bien, últimamente casi a diario hablamos. Ayer tuvimos una conversación larga, de más de media hora, estuve con ella en Tarifa, nos conocemos hace muchos años, le tengo mucho aprecio, personal y político, creo que fue una magnífica alcaldesa, y que es ahora una gran compañera en el ámbito de la Diputación. Con Jiménez Barrios también estuve ayer toda la mañana, nos conocemos de su época en la Consejería de Deportes cuando yo estaba en el Ayuntamiento de Sevilla y tenemos una estrecha relación personal y también creo que es un magnífico político.

-El anterior delegado del Gobierno en Andalucía tuvo sus más y sus menos con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, ¿cómo considera que serán las relaciones ahora?

-No he tenido la oportunidad de hablar con José María González aún. Yo estuve siete años como teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y sé de la dificultad de la política local, que es a la que le llegan todas las reivindicaciones de lo que le sucede a la población, sea su competencia o no lo sea, los ciudadanos se dirigen a quienes creen que les pueden resolver sus problemas.

-¿Cree que Pedro Sánchez agotará la legislatura? ¿Le ha comentado algo al respecto?

-Creo que será una decisión que él tendrá que tomar y que habrá que respetarlo enormemente. No obstante, creo que este Gobierno sí tiene vocación de agotar la legislatura. Después el tiempo dirá.

-A pesar de que el Gobierno lleva muy poco tiempo en el poder han sido ya varios los ministros que han visitado la provincia, incluso Marlaska en un par de ocasiones. ¿Esto quiere decir que el Gobierno tiene muy presente problemas como el del narcotráfico en el Campo de Gibraltar

-Pues sí. No creo que haya habido ninguna otra provincia en España que haya tenido nunca en tan poco espacio de tiempo tanta preocupación por parte del Gobierno y de los ministros. No me refiero sólo a este Gobierno sino probablemente si hiciéramos un análisis histórico creo que no ha existido nunca, y eso es para que los gaditanos y las gaditanas se sientan al menos tranquilos de que el Gobierno está viendo cuáles son las mejores posibilidades para atajar los principales problemas de su tierra.

-Decía el subdelegado José Pacheco que la lucha contra el narcotráfico se tiene que cimentar en cultura, educación y que es una lucha larga y que es necesario involucrar a la sociedad civil. ¿Coincide usted con este diagnóstico?

-Absolutamente. Creo que el Campo de Gibraltar tenemos que enfocarlo en dos ámbitos: uno a cortísimo plazo, que es lo que estamos haciendo con la presión policial y también patrimonial. Para ello, dentro de pocos días, por indicación del ministro del Interior, voy a constituir una comisión a la que llamaremos MECO, que será la mesa por la coordinación operativa, donde estaremos todas las fuerzas digamos policiales que intervienen en el Campo de Gibraltar, estamos hablando de Policía, Guardia Civil y Vigilancia Aduanera. Cada dos o tres días se reunirán y actuarán como metodología operativa para atacar todo lo que significa el narcotráfico. Esto no quiere decir que la MECO venga a sustituir a otros instrumentos de coordinación ya existente y de los que también forman parte por ejemplo las policías locales, simplemente será un elemento más para hacer frente común contra la droga.

-Me decía que eso será a cortísimo plazo, pero ¿y a largo?

-Pues evidentemente tendremos que abrir un segundo espacio que tiene que ver con un plan integral que consistirá en abrir con la Junta de Andalucía y con la Diputación Provincial de Cádiz un Plan Integral para el Campo de Gibraltar. Yo, en el frontispicio de ese plan, hablaría de la cultura del esfuerzo, todo tiene que ir dirigido a hacerles ver, sobre todo a los más jóvenes, de la importancia que tiene no ir a lo fácil.

-Una vez confirmado que el peaje no se va a prorrogar ¿ha podido saber si se van a recortar los plazos, si se va a rescatar la concesión antes de la fecha marcada de 2019?

-Pues mire, este gobierno ha hecho ya varias cosas que creo que fijan una posición clara, que es intentar ser muy honestos. Pedro Sánchez ya dijo antes de que lo votaran en la moción de censura que iba a continuar con los presupuestos del PP. Todo esto condiciona mucho cualquier elemento de cambio relacionado con el ámbito económico o presupuestario. Por ello el ministro Ábalos, en esa línea de decencia y honestidad, ha entendido que cuando terminen las concesiones no se va renovar, pero con este marco difícilmente podamos rescatar autopistas, y preferimos explicar las cosas como son a hacer lo que venía haciendo el PP que es marear la perdiz y no terminar concretando nada.

-¿Es optimista usted con el acuerdo pesquero con Marruecos?

-Soy optimista llevándolo quien lo lleva. Luis Planas, con el que además tengo una estrecha relación personal, es un buen amigo, no sólo es un experto en la materia agrícola y pesquera por su tiempo como consejero en la Junta y su tiempo en Europa como técnico en el Consejo Social Europeo, sino es que ha sido embajador en Marruecos muchos años y conoce bien la materia y las relaciones con el país vecino. Confío en Luis y en su buen hacer.

-¿Se plantea el Gobierno algún tipo de plan específico para aliviar la lacra del paro en la provincia?

-El desempleo, desgraciadamente, es una lacra que golpea a toda España. En relación a Cádiz tenemos una especial sensibilidad. Lo que hablábamos al principio de Navantia eso va a generar una cierta economía que con lo que hay y lo que vendrá esperamos poder ampliarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios