Operación Intraborda Nueva

Desarticulada una red que introducía cocaína desde Sudamérica en cargueros transoceánicos

  • Agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil de Cádiz colaboran en la operación en la que se detienen a once personas y se intervienen 3.300 kilos de 'coca' a bordo de un carguero abordado a 150 millas de Portugal.

La operación 'Intraborda Nueva', desarrollada conjuntamente por la Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía y la Agencia Tributaria, ha permitido desarticular una organización criminal dedicada a la introducción de cocaína en España desde Sudamérica por vía marítima utilizando cargueros transoceánicos.

Han sido detenidas 11 personas y se han intervenido 3.300 kilos de cocaína y el buque en el que se trasportaba la sustancia. El carguero fue abordado por la fuerzas de seguridad portuguesas a unas 150 millas de la costa lusa, siendo traslado a continuación al puerto de Setubal (Portugal), donde esperaba una comisión de agentes españoles encargados de la investigación. La operación es fruto del intercambio de información entre las fuerzas de seguridad españolas y distintas agencias antidroga, con la inestimable cooperación de las autoridades portuguesas.

La operación se inició como fruto del intercambio de información realizado entre las Fuerzas de Seguridad, dedicadas a la lucha contra el tráfico de drogas, en el que se pudo detectar una organización internacional, que se estaba dedicando a la introducción de grandes cargamentos de cocaína desde Sudamérica utilizando buques que realizarían el viaje transoceánico, para luego operar más cerca de la costa como embarcación nodriza.

La operación se inicia en el mes de noviembre de 2017 en el marco de una colaboración entre el EDOA de la UOPJ de Cádiz, GRECO Cádiz del Cuerpo Nacional de Policía y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, orientada a la investigación de organizaciones de alta criminalidad de carácter internacional dedicadas a la introducción en territorio de la Unión Europea y consecuentemente en España, de grandes partidas de cocaína procedente de Suramérica.

Desde el inicio de la operación se han venido efectuando aportes de informaciones, pesquisas y averiguaciones realizadas, que han sido canalizadas por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado CITCO, siendo tutelada la operación por el Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional.

Este tipo de narcotráfico se caracteriza por no ceñirse a un ámbito territorial concreto o fronterizo, sino que, en un efecto globalizador, expanden el ámbito de sus operaciones a aguas y territorios que afectan a multitud de países, presentando igualmente una plurinacionalidad en el origen de sus integrantes.

En este caso, tras realizar el viaje hacia Sudamérica y cargar en origen la cocaína a trasportar, se realizaba el viaje de vuelta por aguas internacionales, y al acercarse a la zona convenida, los fardos eran sacados de su zulo y se distribuían de manera conveniente para el trasbordo a embarcaciones más pequeñas, rápidas y manejables, las cuales en función de la navegación a realizar hasta el país receptor serían de un tipo u otro.Una vez que se abarloaban al buque controlado, la descarga se efectuaba utilizando la propia grúa del barco o mediante una tirolina utilizando unos mosquetones que facilitaban la operación.

En la mañana del pasado 29 de enero, y ante el temor de que se procediera a las labores de nodriza, se optó por realizar el abordaje del buque remolcador y de aprovisionamiento de bandera panameña, sin pabellón en el momento de abordaje, de nombre SEA SCAN 1, de 41 metros de eslora, el cual estaba siendo controlado desde España por los investigadores.

El abordaje, se realizó a unas 150 millas de la costa portuguesa, comunicando dichas autoridades en la mañana del día 30 que se había realizado con éxito, siendo detenidos 11 personas de las que 8 de ellos eran de nacionalidad ucraniana, 1 georgiano, 1 holandés y 1 francés.

En el interior de la cubierta superior del buque se almacenaban 80 fardos de cocaína de gran pureza, todos ellos listos con sus mosquetones para facilitar el trasvase a otras embarcaciones, y sin medio de ocultación alguno, por lo que el trasvase era inminente.

Todas estas actuaciones en Portugal, estuvieron coordinadas directamente sobre el terreno por agentes españoles de los tres Cuerpos intervinientes que se desplazaron al país vecino para tal efecto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios