Industria

Cádiz se enfrenta al reto del coche eléctrico

  • La provincia cuenta con 41 puntos de recarga para este tipo de vehículos, lo que representa tan solo el 1% del total nacional

  • El sector en la provincia califica la medida de “inviable” por su alto precio y el posible coste laboral

Un punto de recarga para vehículo eléctrico, en el salón del automóvil de París Un punto de recarga para vehículo eléctrico, en el salón del automóvil de París

Un punto de recarga para vehículo eléctrico, en el salón del automóvil de París / D. C.

Comentarios 3

El Gobierno anunció hace unos días su intención de prohibir las nuevas matriculaciones de vehículos diésel, de gasolina o incluso híbridos a partir del año 2040 para reducir así las emisiones de dióxido de carbono.

Además, hoy se ha conocido que el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, donde se enmarcaría toda esta nueva regulación, establece un periodo máximo de 27 meses para que todas las estaciones de servicio que vendan más de cinco millones de litros al año tengan operativo un servicio de recarga rápida para vehículos eléctricos. De no hacerlo, las empresas titulares de las instalaciones serán sancionadas con hasta 30 millones de euros de multa por una “infracción muy grave” de la Ley de Hidrocarburos.

El texto incluye diversas medidas hacia una economía más verde con las que el nuevo Gobierno del socialista Pedro Sánchez busca que España cumpla los acuerdos de París contra el cambio climático y se convierta en referente de esa lucha.

La entrada en vigor de esta ley, a más de 20 años vista, ya está teniendo repercusiones, también en la provincia de Cádiz. Hay que tener en cuenta varios aspectos. El primero, que ya hoy existen repartidos por la provincia puntos de recarga eléctrica tanto para coches como para motocicletas. Según la web especializada electromaps, los hay en 18 de los 44 municipios gaditanos. En total, 41 puntos de recarga que, en el conjunto de España, sitúan a la provincia en el puesto número 19 (cuando, por población, es la octava). Cádiz, así, aglutina un pírrico 1% de los 3.800 puntos de recarga que existen ya hoy en el territorio nacional.

De todos ellos, es Jerez el que más tiene, con 9 puntos de recarga que reparten 16 enchufes. Le sigue Cádiz capital, con 8 puntos de recarga y 14 tomas; y El Puerto, con 4 puntos y 8 conectores. Destaca el caso de Conil que, con un solo punto de recarga, tiene disponibles 7 tomas de energía.

Por tanto, aunque la provincia está muy lejos de los 634 puntos de recarga de la provincia de Barcelona, de los 446 de Madrid o de los 117 de Murcia (no están contabilizados las tomas que proporciona cada uno), la visión de las propias compañías energéticas y de combustible ha hecho que poco a poco se vayan dando pasos.

Pero, ¿es suficiente? Luis Caballero es vocal de la Federación de Empresas del Metal de Cádiz (Femca), que aglutina a concesionarios y empresas relacionadas con los vehículos. Explica a este periódico que este tipo de vehículos eléctricos “nacen pensando en la típica ciudad de EEUU, con grandes urbanizaciones de viviendas unifamiliares que pueden poner en su puerta su propio punto de recarga. Pero, en una ciudad como Cádiz, por ejemplo, ¿cómo se pueden poner recarga de vehículos eléctricos en un bloque de pisos donde vivan 200, 300 ó 400 personas?”.

Caballero detalla además que este tipo de coches suele tener una autonomía de 70 kilómetros antes de someterse a una nueva recarga. Sin embargo, alerta: “Para 100 kilómetros que pueda recorrer hoy uno de estos vehículos, la energía que necesita para hacerlos, tal y como hoy está la situación de consumo y distribución de esa energía, supondría verter a la atmósfera más CO2 que si se usara un coche de gasolina”.

Un coche eléctrico recarga en un hotel de Chiclana Un coche eléctrico recarga en un hotel de Chiclana

Un coche eléctrico recarga en un hotel de Chiclana / Sonia Ramos

Y además está el precio. Asegura este experto que el coste medio para que un particular instalara un punto de recarga hoy ronda los 6.000 euros. Por tanto, se hacen necesarias las subvenciones. Explica que, en los últimos años, el Gobierno español ha promovido distintos planes con el objetivo de ir fomentando la compra y el uso del coche eléctrico. Para ello, ha repartido 50 millones de euros al año, “menos este, que no hay presupuesto”, añade, para todo el país. “En Alemania e Inglaterra, que hace mucho tiempo que vieron venir este cambio, las subvenciones que dan para los puntos de recarga, para los coches y todo lo necesario es de 1.500 millones de euros al año. En España es claramente insuficiente”, añade.

Nadie sabe hoy qué normativa legislará este cambio dentro de dos décadas pero, a juicio de Caballero, los mimbres que el sector tiene actualmente, más aún para pequeñas ciudades, es inviable. “En esta provincia tenemos tres grandes capitales, como son Cádiz, Jerez y Algeciras, que deberían ser un referente en este aspecto, y no lo son. Hoy, el fabricante de vehículos ve que no llega a dar ese paso”, finaliza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios