solidaridad

De Cádiz a Tarifa a pie por una buena causa

  • Un jerezano recorrerá 150 kilómetros de la costa junto a cuatro inmigrantes para recaudar fondos y ayudar a otros jóvenes una vez abandonan el Centro de Menores

David Lorenzo visitó un piso de 'Voluntarios por otro Mundo Jerez' donde vivián jovenes inmigrantes. David Lorenzo visitó un piso de 'Voluntarios por otro Mundo Jerez' donde vivián  jovenes inmigrantes.

David Lorenzo visitó un piso de 'Voluntarios por otro Mundo Jerez' donde vivián jovenes inmigrantes.

La ONG 'Voluntarios por otro Mundo' impulsa y apoya la iniciativa del jerezano David Lorenzo, que recorrerá a pie los 150 kilómetros de costa que separan Cádiz de Tarifa con un grupo de jóvenes inmigrantes. 'Voluntarios por otro Mundo', con sede en Sevilla y dirigida por José Chamizo, mantiene abierta una delegación en Jerez en la que su principal objetivo es acoger a inmigrantes sin tutela y darle la atención necesaria. Suelen ser jóvenes de entre 18 y 21 años de edad que, tras salir del Centro de Menores, que la Administración obliga a abandonar nada más cumplir la mayoría de edad, no tienen donde vivir. "Intentamos insertar a los jóvenes en la sociedad dándoles una formación. Siempre están haciendo algún taller o programa. Mientras algunos están haciendo un curso de formación profesional, otros están en clase de español", cuenta Michel Bustillo Garat, delegado de 'Voluntarios por otro Mundo Jerez'.

Desde hace unos meses, David Lorenzo sentía la necesidad de ayudar, de aportar algo. Cuando conoció a Michel Bustillo Garat, éste le contó la labor que realizan con los jóvenes que se quedan en la calle, la formación y las viviendas que les ofrecen. Fue en ese momento cuando Lorenzo se percató de que podía ayudarles, por lo que se planteó el reto de hacer una travesía a pie desde Cádiz a Tarifa, 150 kilómetros en total de recorrido por la costa de la provincia, en compañía de cuatro inmigrantes.

Para David Lorenzo, esta aventura es un reto personal que siempre quiso cumplir y, de paso, aportará su granito de arena a la labor que realiza 'Voluntarios por otro Mundo' con estos jóvenes que necesitan un hogar. "Quiero hacer ver a estos chicos las buenas sensaciones que te da el mar, lo bonito de la costa", comenta este voluntarioso jerezano, que no oculta sus ganas de iniciar el trayecto. Sus compañeros de viaje, como muchos inmigrantes que cruzan el Estrecho siendo menores y arriesgándolo todo, proceden de Marruecos, Costa de Marfil, Ghana y otros países del oeste de África. Por esta razón, la visión que tienen del mar es totalmente diferente a la que se tiene a este lado de la costa, en la que es sinónimo de tranquilidad, paz, diversión... Precisamente, David Lorenzo quiere compartir con estos jóvenes la cara amable del mar para, ahora que tienen una nueva vida, puedan disfrutar de la costa como él.

El viaje comenzará hoy domoingo en la playa de La Caleta desde donde partirá junto con los cuatro inmigrantes. Después de pasar por la zona militar de Torregorda en San Fernando, cruzarán al Caño de Sancti Petri en zodiac desde La Punta Boquerón, entre San Fernando y Chiclana. Cuando lleguen a Barbate, tratarán de cruzar a pie la desembocadura del Río Barbate si coincide con marea baja. En caso contrario, deberán adentrarse en la localidad barbateza para sortear el río a través del puente reservado a vehículos y ocasionales pescadores con caña, a fin de seguir camino en dirección a Tarifa, el destino final de estos viajeros.

El grupo podrá disfrutar de los acantilados del litoral, como los pinares de La Janda entre Caños de Meca y Barbate, o los pinares de Roche, Chiclana y Conil. Durante gran parte del camino divisarán la geografía africana al otro lado del estrecho de Gibraltar. Serán casi dos semanas de viaje en las que Lorenzo y sus acompañantes compartirán experiencias, emociones, el paisaje y otros muchos momentos.

El principal objetivo de este reto es recaudar fondos a través de la plataforma migranodearena.org, dinero que irá destinado íntegramente a 'Voluntarios por otro Mundo' con idea de poder rescatar a otros seis jóvenes del Centro de Menores, ofrecerle un hogar, comida, ropa, etc. En suma, se trata de darles una nueva oportunidad, la que llevan persiguiendo desde que llegaron a Jerez.

Michel Bustillo lo define como "un reto con mucha alma", pero que además tiene un trasfondo muy importante para su impulsor. "Quiero sensibilizar a los jerezanos y hacerles ver que todas las personas que llegan a nuestras costas, y concretamente a nuestra ciudad, necesitan ayuda, ya que muchos de ellos se quedan en la calle tras cumplir la mayoría de edad", señala David Lorenzo. Muchos de estos jóvenes inmigrantes no tienen nada ni a nadie Jerez, donde solo algunos tienen suerte de salir adelante. Por ello, la labor de 'Voluntarios por otro Mundo' es muy importante, toda vez que los ayudan para que puedan desarrollarse personal, social y laboralmente.

Dos semanas, cinco jóvenes y el reto de mostrar lo bueno del mar para ayudar a esos inmigrantes a tener la oportunidad de alcanzar sus metas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios