Provincia

El Cabildo lleva siete años con los vestidos y demás objetos cedidos

El Palacio de Ferias y Exposiciones 'Naves Niño de Oro' no fue el primer lugar planteado para la ubicación del Museo de Rocío Jurado. La falta de recursos económicos y otras circunstancias obligaron al Ayuntamiento a optar finalmente por las instalaciones cuya construcción motivó la polémica gestión de las subvenciones estatales del Plan Reindus.

La primera reunión municipal que abordó este asunto se celebró en diciembre de 2006, sólo unos meses después del fallecimiento de la cantante, según recordó ayer el concejal del área, Javier Díaz. En marzo de 2007, el Consejo Director de Turismo de Chipiona se reunió con "toda la familia" -Rocío Carrasco, José Ortega Cano, Amador Mohedano y Gloria Mohedano- para hablar sobre una ruta dedicada a la artista, el mausoleo que tantas visitas recibe año tras año y también el ansiado museo.

En 2011, cuando aún gobernaba el PSOE en la localidad, el Ayuntamiento informó que ya estaba terminado el Museo y anunció su apertura. Incluso hubo una jornada de visita abierta a los medios de comunicación.

Tras las elecciones municipales, el nuevo Gobierno del PP se encontró con un recinto que "no estaba preparado para su apertura, ya que tenía muchas deficiencias, no contaba con las medidas de seguridad necesarias y no existía financiación". "Había más de 200 cajas con todos los vestidos y pertenencias de Rocío Jurado que habían sido recepcionados por el anterior equipo de Gobierno guardados en una nave sin ninguna medida de seguridad", precisó el edil de Turismo.

Fue entonces cuando se empezó a acondicionar el museo con el apoyo de la Diputación, que invirtió 100.000 euros, una aportación económica que permitió también realizar un inventario de los trajes y enseres cedidos.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios