EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Medios escasos y defectuosos contra el fuego

Cuando ya empieza a apretar el calor, el Infoca ha tenido que retirar siete vehículos de su flota por encontrarse en mal estado

Cuando ya aprietan las temperaturas y se acerca la que podríamos calificar como la temporada de incendios, la Junta de Andalucía se ha visto obligada a retirar siete vehículos del Infoca destinados a la extinción de incendios forestales debido al mal estado en el que se encontraban. Lo primero que llama la atención es que han tenido que ser los sindicatos los que presionen para que se retiren dichos vehículos y que este problema se venía arrastrando desde la pasada legislatura. Los informes realizados por la Agencia de Medio Ambiente y Agua (dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible) estaban ahí desde hace tiempo y no se debería haber esperado tanto para intervenir, más teniendo en cuenta que estos vehículos suelen actuar en situaciones ya de por sí muy peligrosas y que sus dotaciones humanas suelen correr graves riesgos en el desempeño de su labor. Los informes revelan una serie de problemas y defectos importantes, sobre todo en el estado de los frenos. Además, se detecta un envejecimiento importante en la flota antiincendios de la Junta y, pese a que en su día se realizó un informe para la "compra urgente" de nuevos vehículos autobomba, sin los cuales es imposible luchar contra cualquier fuego con garantías de éxito, el anterior Gobierno de Susana Díaz nunca los adquirió.

Por lo dicho, está claro que el actual Gobierno andaluz no es responsable de la lamentable situación a la que se ha llegado en el parque automovilístico del Infoca, pero sí de poner remedio al problema urgentemente, más cuando, como señalábamos antes, la cercanía del verano dispara las posibilidades de incendios en nuestros campos.

Es importante que el Infoca cuente con una flota de vehículos moderna y bien equipada. En primer lugar por la seguridad de los miembros de unas brigadas de Bomberos que trabajan en condiciones extremas y que deben contar con los mejores medios materiales posibles. En segundo lugar porque mientras más eficaces sean los medios más garantías habrá de luchar contra los incendios forestales, una de las grandes amenazas medioambientales de la península ibérica en general y de Andalucía en particular. No hay que insistir otra vez en la vinculación que existe entre el fuego y la desertización, una espada de Damocles cada vez más amenazante debido al cambio climático. Como se suele decir, el Sahara ya ha empezado a cruzar el Estrecho y la lucha contra los incendios es una de las maneras de frenarlo. Con los actuales medios materiales no se puede garantizar el éxito.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios