Las voces españolas de De Havilland

En la muerte de Olivia de Havilland quiero recordar su voz. No la suya propia, sino aquella con la que la conocimos y por la que la recordamos. La voz de sus dobladoras. Primero la de Isabel de Penagos, que la dobló en Robin de los bosques y La carga de la brigada ligera en sus tardíos estrenos españoles de 1947 y 1948. Después la de Josefina de Luna, que en 1947 la dobló en Como ella sola. Tras ellas las de Mercedes Mireya, que entre 1943 y 1965 la dobló en Camino de Santa Fe, Nido de víboras, La vida íntima de Julia Norris, Si no amaneciera, El rebelde orgulloso y La princesa de Éboli, y la de María del Puy en La heredera.

Pero -cosas del éxito- sobre todo la voz de de Havilland es la de la actriz de teatro y doblaje Elvira Jofre (1915-1998, titular de la compañía teatral Jofre-Gener). Porque fue la Melania de Lo que el viento se llevó. El histórico doblaje tuvo lugar en 1950, ya que hasta entonces la censura había bloqueado esta película de 1939, en el estudio barcelonés de la Metro bajo la dirección de José María Ovies, también responsable de otros grandes doblajes para la Metro: El mago de Oz, El prisionero de Zenda, Cantando bajo la lluvia, Ivanhoe, Siete novias para siete hermanos o Ben-Hur. El elenco de dobladores estaba a la altura del reparto de la película: Elsa Fábregas fue Escarlata; Rafael Luis Calvo, Rhett; Elvira Jofre, Melania; Víctor Ramírez, Ashley; Carmen Robles, Mammie; Juan Algarra, O'Hara padre; María Victoria Durá, la señora O'Hara; Carmen Brito y Carmen Contreras, las hermanas de Escarlata; Fernando Ulloa, el memo de Carlos Hamilton por quien tan poco luto guardó Escarlata; Juana Espín, tia Pittypat la de las sales para los desmayos; Esperanza del Barrero, la buena pecadora Belle; Felipe Peña, Big Sam; Rosita Valero -que hizo tan populares sus agudos gritos de "señorita Escarlata, señorita Escarlata", supongo que hoy censurados por la corrección política- la chillona Prissy.

Nadie se ha atrevido a tocar este doblaje, como por desgracia ahora a veces se hace para el lanzamiento en copias restauradas (recuerden el pollo que se montó con el nuevo doblaje en 2008 de El Padrino). Es cierto que "fecha" la película por su algo engolado tono teatral, mientras que la naturalidad de la versión original la hace atemporal. Pero estas son las más nuestras Lo que el viento se llevó y Melania/de Havilland.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios