Tribuna libre

Juan A. Ureta

Presidente del Propeller Club de Algeciras

Las sinrazones de unos PGE 2021

"Me temo que los criterios para priorizar unas u otras inversiones se han realizado siguiendo un mapa político y no un mapa económico"

Juan Ureta, presidente del Propeller Club Algeciras. Juan Ureta, presidente del Propeller Club Algeciras.

Juan Ureta, presidente del Propeller Club Algeciras. / E. S.

Desde que se han conocido los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y después de su análisis tenemos la certeza de que solo tendremos los 36 millones de euros que en él aparecen bajo el epígrafe Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Fue destapado por Raquel Montenegro en Europa Sur y luego Andalucía Bay 20.30 emitió un duro comunicado en el que ponía de manifiesto su posición al respecto. Le siguieron luego muchas voces expresando su rechazo a esos Presupuestos.

Si la inversión en infraestructuras no se ajusta a criterios socioeconómicos, y en este caso no es así, va a ser muy difícil que el Puerto de Algeciras desarrolle una actividad económica competitiva en ese marco.

Me temo que los criterios para priorizar unas u otras inversiones se han realizado siguiendo un mapa político y no un mapa económico. Como muestra de que esto ha sido así, el portavoz del PSOE en la Comisión de Transportes del Congreso de los Diputados, César Ramos, justificaba las mismas con esta afirmación en Twitter: “Existen todas las partidas necesarias para los compromisos adquiridos y para el punto administrativo en el que nos encontramos”. Más claro, agua.

Luego apareció la famosa nota de prensa del Ministerio de Hacienda, el pasado 30 de octubre, cuyo titular decía “Los Presupuestos Generales del Estado contemplan 300 millones para la Algeciras-Bobadilla”, nota que no aparece en la web del Ministerio. ¿Alguna razón para ello?, prefiero no creer que fue creada con el fin de acallar criticas.

Si la memoria no me falla, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) publicó por el mes de julio un informe sobre las infraestructuras del transporte en España en el que cuestionaba la adjudicación de estas por criterios políticos, pero al parecer seguimos en las mismas a tenor de la respuesta del portavoz César Ramos.

El adjudicar o priorizar las inversiones en base a esos compromisos “políticos” adquiridos se traduce en un coste muy elevado para Andalucía, el llamado coste de oportunidad, o lo que es lo mismo, los beneficios de índole económica y social que se hubiesen generado con una conexión ferroviaria de altas prestaciones del Corredor Central Algeciras-Bobadilla-Madrid-Zaragoza, tanto en mercancías como pasajeros.

Aludiendo a un articulo de Joaquín Asensio, ex subdirector general en el Puerto de Barcelona en el que afirma: “Cuando (las infraestructuras) se planifican con criterios políticos y se transforman en las infraestructuras del poder, el poder las utiliza en su propio beneficio, solo comportan un despilfarro de recursos”. En pocas palabras, hemos pasado del poder de las infraestructuras para mejorar la estructura económica del país contribuyendo a mejorar su competitividad exterior, a todo lo contrario, a las infraestructuras del poder.

Esta claro que Andalucía y el Campo de Gibraltar no pueden perder el tren de la prosperidad y desarrollo económico, que son la única forma para acabar con la “pandemia del desempleo” en la comarca y que no sea, como decía Borrell, “una planicie subdesarrollada”. Pero para ello necesitamos que los políticos ejerzan como tales y no como meros comparsas del poder, como han sido hasta ahora. Decía el Europa Sur el 22 de diciembre del año pasado: “Tenemos que anteponer la lealtad de decir lo que pensamos y no lo que el partido considera como políticamente correcto”. ¿Cuáles son sus razones, Gemma Araujo, Ruiz Boix, Juan Lozano, etc.?

El Propeller Club de Algeciras, que ya en abril 2017 lideró la firma del Manifiesto por el Corredor Central suscrito por todos los Propeller de España -reunidos en Algeciras con motivo del 7º Encuentro Nacional- y que recientemente se adhirió al Manifiesto de Andalucía Bay 20.30, que fue firmado por los representantes de los partidos políticos en la Cámara de Comercio el 30 de septiembre pasado, reclama y exige el compromiso de todos. Como tal entendemos la sociedad civil y los distintos partidos políticos, para que la comarca se pueda subir al tren del progreso económico y social.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios