Al microscopio

¿Qué sabemos hoy del SARS-CoV-2?

22 investigadores trabajaron de forma voluntaria para el seguimiento de esta enfermedad

Con este título se ha inaugurado, el pasado día 18 de octubre, una exposición sobre el virus causante de la COVID, en la Facultad de Enfermería de Algeciras. Dicha exposición ha llegado a esta facultad, de la Universidad de Cádiz, de la mano de la Asociación de Amigos de la Ciencia, Diverciencia. De una manera casi casual vi en una red social que había una exposición muy interesante sobre dicho virus, en la Librería Científica del CSIC en Madrid. Localicé a su autora, la investigadora Gemma Rodríguez-Tarduchy, responsable del Servicio de Genómica del Instituto de Investigaciones Biomédica "Alberto Sols" UAM-CSIC, y le solicité mostrarla en nuestra feria de Ciencia, Diverciencia virtual 2021.Como casi siempre hago, quise ir más allá y barajé con Gemma, la posibilidad de que la exposición se planteara de forma itinerante para nuestros centros de enseñanza en Algeciras. Cuál fue mi sorpresa cuando me anunció que nos cedían encantados el original de la citada exposición. Siete centros de enseñanza de nuestra Asociación ya la han solicitado para sus alumnos de Bachillerato. El mejor comienzo sin duda ha sido que la inauguración oficial, se haya llevado a cabo en la Facultad de Enfermería de nuestra ciudad . El interés por mostrarla ha llegado también al Colegio Oficial de Médicos de Cádiz, que la disfrutará en noviembre en su sede gaditana.

El Instituto de Investigaciones Biomédicas ,dirigido por el Dr. Mario Vallejo, es un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad Autónoma de Madrid, situado en el Campus de la Facultad de Medicina de la UAM. Sus investigadores pertenecen tanto al CSIC, como al Dpto. de Bioquímica de dicha facultad. Esta institución ha tenido un papel preponderante en la detección y diagnóstico de la pandemia en los primeros meses de esta. Una tarea harto difícil cuando en aquellos momentos, en los que apenas se sabía nada del enemigo al que nos enfrentábamos, no se disponía de reactivos de detección ni de laboratorios biológicamente seguros... Gracias a una ayuda privada de 305.000 euros proporcionada por la empresa ALANTRA, el IIBm pudo adquirir los reactivos y robots, que les permitieron hacer 10000 pruebas diagnósticas por QPCR en 81 residencias de mayores, y 13 de discapacitados, de la Comunidad de Madrid. De 300 a 600 muestras diarias fueron analizadas en sus laboratorios para que en 24 o 48 horas, pudieran tenerse los informes que llegaran puntualmente a dichas residencias y permitieran tomar las medidas sanitarias oportunas. 22 investigadores trabajaron de forma voluntaria y altruista, ininterrumpidamente, para ayudar al seguimiento de esta enfermedad que algunos parecen creer, que ya no existe entre nosotros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios