En tránsito

No recordaremos nada

Los mismos que ahora aplauden al Gobierno dirán que ellos fueron los primeros en alertar del peligro

El otro día, una periodista televisiva que en marzo pasado se reía a mandíbula batiente de la epidemia de Covid -¡"Sólo es una gripe, sólo es una gripe"!-, cantaba burlona con sus compañeros de equipo- salió en su misma programa anunciando que había que tomarse muy en serio la segunda ola de contagios porque la emergencia sanitaria seguía siendo muy grave. Portentoso. Es posible que muchos espectadores ya no recuerden nada -casi todo se olvida, casi todo se hace para que sea olvidado-, pero la periodista y sus compañeros saben que hay grabaciones y que mucha gente los había visto burlarse de la epidemia hace algo más de medio año. Yo mismo vi a la periodista en su programa de sobremesa y recuerdo bien sus cuchufletas -usemos palabras de los tebeos del gran Francisco Ibáñez- contra los médicos y expertos que se preocupaban por el Covid y que exigían tomar medidas. Y sí, allí estaban ella y sus compañeros de equipo -tan cool, tan modernitos, tan ingeniosos y guasones todos- cantando "¡Sólo es una gripe, sólo es una gripe!" como si estuvieran en una despedida de soltero en un karaoke de Benidorm. Y lo bueno del caso es que todos los que aquel día cantaban ahora negarán haber cantado y haberse burlado del Covid si alguien rescata una grabación de aquel programa y se la pone delante de las narices. Y tan panchos.

Y lo mismo ocurrirá dentro de cuatro o cinco años si este gobierno continúa con su política demencial que va a provocar un rescate salvaje por parte de la UE -como el que se le impuso a Grecia hace cinco años- con recortes brutales de las pensiones y de los sueldos de los funcionarios y de todos los servicios públicos. Y si llega ese día -y al paso que vamos, llegará pronto-, los mismos que ahora aplauden con las orejas al gobierno dirán que ellos siempre vieron que esas medidas eran erróneas y que fueron ellos los primeros en alertar del peligro inminente. Y sin cortarse un pelo, nos dirán que ellos ya lo habían anunciado, justo cuando ahora mismo están diciendo todo lo contrario.

Y por supuesto, nadie se acodará de nada. Nadie recordará los cánticos burlones -"!Sólo es una gripe!"- ni los aplausos fervorosos a una política pactada con partidos (ERC, Bildu, PNV) a los que les importa un carajo el bienestar de nuestro país. "Pero si erais vosotros los que aplaudíais", nos dirán. Y claro, habrá que creerlos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios