La visión de Máiquez

Los pequeños detalles marcan la diferencia

El Algeciras CF cosechó el pasado domingo su segunda derrota en el Nuevo Mirador y ya son siete jornadas sin conseguir la victoria. Los albirrojos siguen mostrando en muchas fases de los partidos ese fútbol asociativo, siendo dueño del balón, lo que enamora a la afición y que ha sido elogiado por todos los equipos. Pero hoy en día lo que prima son resultados y ahora mismo no se están consiguiendo.

Sigue esa dinámica de que los equipos rivales se ponen por delante en el marcador en la primera ocasión que tienen y el Algeciras tiene que jugar a contracorriente. El equipo tiene que hacer muchas cosas bien para crear ocasiones; en cambio, los demás con muy poco crean ocasiones muy claras de gol. El domingo el UCAM, estando bien plantado y saliendo bien al contragolpe, tuvo tres o cuatro ocasiones bastante claras de poner el marcador más amplio y llegó el gol cuando más duele, en el último minuto del partido.

Los detalles en esta categoría son muy importantes: un despeje mal orientado y gol del rival. El Algeciras es un equipo muy alegre pero hay que tener en cuenta que los demás equipos también nos estudian y al atacar y desproteger las zonas de rechace no pensamos en una posible pérdida o despeje del rival. Cómo decía un entrenador que tuve, atacamos defendiendo (los que no participen en la fase ofensiva ya están buscando contrarios para que un posible ataque de ellos no nos sorprendan).

Ahora afrontamos el siguiente partido ante un equipo que está peor que nosotros (el Mérida) y con una crisis institucional que estoy convencido que dentro del vestuario no afecta. Esperemos que este cuerpo técnico y esta plantilla le den la vuelta a la situación como ya lo hicieron el año pasado, cuando todos los dimos por muertos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios